Las presentaciones de ganancias de las compañías norteamericanas siguen siendo uno de los principales focos de atención en lo que respecta a los mercados internacionales, donde seguimos viendo sorpresas positivas en la mayoría de las ganancias del segundo trimestre de este año. Según datos de Refinitiv, de las 120 compañías del S&P500 que presentaron sus resultados, un 88.3% superó las estimaciones del mercado, superior al promedio histórico de 66% y por encima del promedio del anterior trimestre del 83%.

En cuanto al crecimiento de las ganancias, el mercado espera que lo hagan en un 78.1% interanual, y excluyendo el sector energético el crecimiento esperado seria del 64.3%. Si analizamos los ingresos de las compañías del índice S&P500, se espera que crezcan un 19.8% para el 2Q21 contra el 2Q20, y si excluimos el sector energético ese crecimiento disminuye a 16.5%. ¿Cómo se explica la brecha entre el crecimiento de las ganancias y el crecimiento de los ingresos? La respuesta es una mayor eficiencia de costos. La pandemia y la fuerte contracción de la demanda – repentina y profunda – no dejó otra opción a las empresas a recortar costos variables y más que nada fijos de manera muy rápida. Esto cambió muy rápido la estructura de costos de la mayoría de las compañías que tuvieron que tornarse más eficientes en muy poco tiempo.

¿Pero qué pasó después? La demanda volvió rápido, la económica se recuperó rápido y hasta muchas compañías se terminaron beneficiando de la pandemia en algunos sectores, lo que llevó a que los márgenes fueran más altos, y las ganancias aún mayores donde ante un “moderado” crecimiento de las ventas, las ganancias sean aún más fuertes por la mejor y nueva eficiencia. Esto explica que el Margen Neto promedio de las compañías del S&P500 sea del 12.4%, el segundo más alto desde el 2Q08. ¿Y el más alto? Fue el 1Q21 (12.8%), el trimestre anterior, siguiendo la misma lógica, mientras que el promedio de los últimos 5 años es un margen neto de 10.8%.

Analizándolo por sector, el sector de Real Estate es el que mejor margen neto está teniendo, con un 35.3% en el 2Q21 y 35.6% en el 1Q21. Mas atrás lo siguen los sectores de Informática y Tecnología (21.3%), Financiero (21.3%) y Materiales (14.5%). Los peores son el sector energético (+6.3%), Consumo Discrecional (+6.7%) y Consumo de productos básicos (6.8%). No obstante, el sector e Materiales es el que mayor crecimiento tuvo de su margen neto respecto al promedio de los últimos 5 años, siendo de 14.5% contra el promedio de 9.3%.

Enfocándonos en las principales compañías que ya presentaron sus resultados, el primer turno fue para los bancos norteamericanos donde si bien presentaron mayores ganancias a las esperadas, los ingresos fueron mixtos. En el caso de JP Morgan, en el 2Q21 el banco americano reportó mejores ganancias a la esperadas, de US$3.78 por acción cuando las estimaciones arrojaban una ganancia por acción de US$3.70. Goldman Sachs registró una ganancia por acción de US$15.02 en el 2Q21 superando ampliamente el consenso de mercado de US$10.15. Bank of America registró una ganancia por acción de US$1.03 en el 2Q21, superando el consenso de US$0.7, y Wells Fargo reportó un beneficio por acción de US$1.38, superando el consenso de US$0.95.

Empresas relacionadas al consumo como PepsiCo, mostraron también buenos resultados. Dicha compañía superó las ganancias esperadas por el mercado, con una ganancia por acción de US$1.72 contra un consenso de US$1.53. Coca Cola (KO) tuvo un resultado neto de US$0.68 por acción en el 2Q21, superando las estimaciones de US$0.57 por acción. En el consumo discrecional, la aerolínea Delta reportó una pérdida por acción de -US$1.07, mejor que lo esperado por el mercado en -US$1.41. Esto se compara con una pérdida por acción de US$4.43 en el 2Q20, en el medio de las restricciones al turismo por la pandemia, que sigue impactando en las operaciones de la compañía y en el sector en igual medida.

Pasando a las compañías tecnológicas, esta semana Tesla sorprendió al mercado y reportó sólidos resultados, con una ganancia por acción de US$1.45 cuando se estimaban en US$0.96. En total, registró ganancias superiores a los US$1,000 millones de dólares e ingresos de US$11,960 millones. Se estima que la tendencia sea positiva para la mayoría de las compañías tecnológicas, a la espera de los resultados de Apple, Google, Microsoft entre las más importantes.

Respecto a los principales índices, el S&P500 acumula un el último mes una suba del 2.7%, mayor al alza del 2.1% del Nasdaq y 1.8% del Dow Jones. El S&P500 también lidera las subas en lo que va del año, con un +17%, mientras que atrás lo siguen el Dow Jones con un +14.8% y Nasdaq +13.3%. No obstante, las acciones tecnológicas fueron las primeras en recuperarse en la pandemia – varias beneficiadas por nuevos comportamientos – con el Nasdaq liderando las subas desde los mínimos del 2020 con un crecimiento del 112% (más atrás el S&P500 y Dow Jones en 90% y 83% respectivamente).

Los balances de las empresas norteamericanas traen algo de optimismo al mercado, en el medio del mayor miedo y cautela ante los ruidos políticos en China y las dudas sobre la recuperación económica. ¿Será suficiente?

*Analista de PPI