El  Bitcoin se hundió 16,6% en dos ruedas, en el marco de una toma de ganancias generalizada en los mercados financieros globales. Aunque el declive fue de mayor magnitud en la principal criptomoneda, que había tocado valores récord luego de que el empresario Elon Musk decidiera invertir en ella. Entre los motivos de la baja estuvieron las declaraciones negativas que realizó la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

En el contexto de una baja en las bolsas globales, que llevó al Nasdaq a retroceder 4% desde el cierre del viernes, se extendió una liquidación entre las criptomonedas.

Así, el Bitcoin sufrió en las últimas horas su mayor caída diaria en un mes, al bajar hasta los 45.000 dólares. Luego, recortaba la pérdida para estabilizarse algo por encima de los 48.000 dólares.

El retroceso extendió las pérdidas de la criptomoneda a casi un quinto desde el máximo histórico de 58.354 dólares alcanzado el domingo, aunque el Bitcoin aún registra una ganancia de alrededor de 60% este año.

“Los tipos de alzas que hemos estado viendo no son sustentables y solo invitan a retirarse de este activo”, dijo a Reuters Craig Erlam, analista senior de mercado de Oanda.

El Ethereum, la segunda criptodivisa más importante, también bajó más de 17% y operaba más tarde a 1.461 dólares, un descenso de casi 30% respecto al récord que alcanzó la semana pasada.

Los mercados de criptomonedas presentaron una fuerte escalada este año ya que las grandes empresas e inversores institucionales empezaron volcarse a este mercado, lo que generó confianza entre pequeños inversores.

Una inversión de 1.500 millones de dólares por parte del Musk, dueño de Tesla y SpaceX, ayudó al Bitcoin virtual a valorizarse por encima de los 50.000 dólares. Analistas advierten que eso podría derivar en que el precio de la acción de su compañía se vuelva más sensible a las operaciones de la criptodivisa.

Por qué bajó el Bitcoin

Uno de los factores detrás de la baja de las criptomonedas en el inicio de la semana vino del lado de Yellen, quien aseguró este lunes que Bitcoin sigue sin establecerse como método de pago y es “una manera extremadamente ineficiente de llevar a cabo transacciones”.

En un evento del diario The New York Times, Yellen consideró que “la cantidad de energía que es consumida al procesar transacciones” con el Bitcoin es “asombrosa”.

También golpeó al precio el Bitcoin que Elon Musk, convertido en gurú online en asuntos de criptomonedas y otro tipo de activos favoritos de los foros de internet, dijera que estaba sobrevalorada.