Los bancos digitales comenzarán a bloquear desde este martes las cuentas bancarias que hayan sido utilizadas para la realización de transferencias en dólares y compra de criptomonedas a modo de alternativa para saltear las restricciones oficiales. 

Según fuentes del mercado cambiario, Rebanking y Brubank - dos bancos digitales- informaron el cierre de algunas cuentas de clientes con una gran cantidad de este tipo de operaciones. Una medida similar adoptó el BBVA Argentina.

Las maniobras se dan ante la imposibilidad de adquirir más de 200 dólares mensuales, por lo que algunos ahorristas e inversores se sumaron a diversas estrategias paralelas: desde la obtención de criptomonedas, hasta la modalidad de pagarle a un tercero para que realice la compra y luego efectúe una transferencia online.

También detectaron que muchos usuarios se estaban abriendo cuentas gratuitas en bancos digitales, las usaban para comprar dólares y previo pago de una comisión redireccionaban los fondos a la cuenta del comprador final.
   
"No estamos hablando de dos transferencias de familiares en un mes. Hablamos de una cueva que recibe, por ejemplo, veinte transferencias, de veinte personas distintas", describió el gerente de una entidad financiera privada a la agencia NA.

Desde las firmas digitales indicaron que si alguien considera que fue "erróneamente penalizado", el dinero podrá ser retirado, a partir de un trámite web con la documentación que respalde los movimientos.

En casos de más gravedad, el cliente podría ser denunciado ante la Unidad de Información Financiera (UIF).

Las entidades financieras también advierten que si una persona hace veinte transferencias a 15 personas distintas en un mismo día y después recibe 15 distintas y retira los dólares, "claramente no abrió la cuenta para el fin que declaró".
 

"El BCRA fue claro en su mensaje a las entidades financieras, a las cuales recomendaron cerrar la cuenta en forma preventiva para limitar un poco la operatoria", remarcaron. 

Las compras privadas alcanzaron US$ 451 millones en mayo, cifra que casi duplica los US$ 248 millones adquiridos en abril.