El pago del bono del Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), la Asignación del Salario Completentario ( ATP) y los créditos a tasa cero fueron los tres pilares con los cuales el Gobierno salió a contrarrestar los severos efectos económicos derivados de la pandemia del Coronavirus.

El Ieral, instituto de investigaciones de la Fundación Mediterránea, analizó el impacto de estos programas oficiales en las distintas provincias, mediante un informe elaborado por Marcelo Capello y Laura Caullo

BONO DEL IFE

El bono del IFE fue otorgado en sus dos primeras rondas a 8.839.044 beneficiarios a nivel nacional. Más de un tercio de los bonos fueron entregados a residentes de la provincia de Buenos Aires (36,4%), seguido por Córdoba (8,4%), Santa Fe (7,4%), Tucumán (4,4%) y Salta (4,1%).

Mientras aún se paga la segunda ronda del IFE, en su primera entrega arrojó un costo fiscal de $88.390 millones. Sumando los dos primeros desembolsos correspondientes a abril y mayo, el programa acumula un costo fiscal de $176.781 millones equivalente al 0,7% del PBI.

Para el tercer desembolso se prevé una reducción en su cobertura, continuando su pago sólo en los distritos que se encuentran en zonas con ASPO. D

e esta manera, el Estado, se ahorraría en el programa un 54% de su costo inicial (aproximadamente $47,9 mil millones).

Ralentizando de cierto modo la reactivación del consumo en el interior del país, por ejemplo, provincias como Córdoba dejarían de recibir $7,4 mil millones, Santa Fe $6,8 mil millones, Tucumán $3,9 mil millones y Salta $ 3,6 mil millones. 

SALARIO COMPLEMENTARIO ( ATP)

La suma mensual ejecutada por el programa en abril ascendió prácticamente a $50 mil millones (equivalente a 0,2% del PBI).

En tanto para la tercera ronda de ATP se estima que 1,4 millones de asalariados privados registrados pertenecientes a las áreas de Buenos Aires, CABA, provincia de Chaco, General Roca y Neuquén capital mantendrán el beneficio y casi 900 mil trabajadores de aquellas provincias donde la cuarentena ha sido flexibilizada, el tope de la ayuda estatal para los sueldos de junio será hasta un único SMVM por trabajador.

Con un ahorro estimado de $4.374 millones en la tercera ronda y un costo acumulado del programa que alcanzaría los $ 141 mil millones entre abril, mayo y junio (0,54% del PBI).

CRÉDITOS A TASA CERO


La última medida de Créditos a Tasa Cero destinada a independientes y autónomos, continúa abierta y se puede iniciar el trámite hasta el 31 de julio.

La normativa establece, dos requisitos para comenzar a tramitarlo: contar con una Clave Fiscal con nivel de seguridad 2 y tener registrado un Domicilio Fiscal Electrónico.

Hasta el momento, más de 300 mil trabajadores independientes solicitaron el préstamo. Se trata de un 17% sobre un universo conformado por 1,9 millones de trabajadores independientes registrados de acuerdo al SIPA a marzo de 2020.