Con fuertes bajas, los bonos en dólares bajo ley argentina continuaron evidenciando el efecto que generó en los inversores de la decisión del Gobierno de postergar los pagos de capital e intereses de estos títulos hasta 2021. Entre los más castigados se ubicaron el Bonar 24, con un derrape de 8,5%, y el Bonar 2020, con una caída de 7,5%.

En un momento de fuerte presión sobre los bonos soberanos, Moody's agregó una mala noticia para las emisiones provinciales y municipales. La calificadora rebajó la nota de emisor y de deuda en escala global y nacional, moneda local y extranjera, de provincias y municipios argentinos.

"La acción de hoy refleja la evaluación de Moody´s del aumento del riesgo sistémico, como lo muestra la baja de la calificación soberana, y los vínculos económicos y financieros muy estrechos entre el gobierno central y los subsoberanos, lo que resulta en un aumento de la expectativa de pérdidas para los acreedores de subsoberanos argentinos", indicó la agencia este martes.