La nueva oferta de reestructuración de deuda presentada por el Gobierno a los acreedores renovó el atractivo de los activos locales. En el mercado coinciden en que la euforia del lunes fue el puntapié inicial de un proceso alcista de corto plazo, que podría llevar al S&P Merval a la zona de los 400/450 puntos (medido en dólares) desde los 355 que había cerrado la semana pasada e impulsar ganancias para los bonos en moneda estadounidense incluso por arriba del 25%.

A pesar de que esperan que la novela de la deuda tenga un “final feliz” luego de la mejora de la propuesta argentina, analistas no descartan ruidos y volatilidad antes del desenlace.

En la búsqueda de oportunidades de inversión tras la presentación de la nueva oferta, desde Delphos Investment sostienen que la relación riesgo/retorno de los bonos locales en moneda estadounidense luce atractiva, especialmente para los títulos bajo ley local de más largo plazo, como el Bonar 2037 (AA37) y el Discount (DICA).

“Con los precios del cierre de ayer, la tasa implícita que descuentan los bonos bajo ley argentina es del 13,3% vs. 12,3% de la ley internacional. Respecto al primer grupo, si tomamos como un posible objetivo de corto plazo un rendimiento en torno al 12%, el potencial upside de los mismos se ubicaría en el orden del 12%”, señalan en su informe diario. Sin embargo aclaran que, en el contexto actual de extrema liquidez mundial, “las tasas de los nuevos bonos podrían incluso ir un escalón más abajo, llevando las ganancias potenciales a niveles de entre 25% y 40%”.

En cuanto a las acciones locales, desde Portfolio Personal Inversiones afirman que tienen un potencial de recuperación “importante” en este escenario positivo, “aunque la llegada de un acuerdo no soluciona los problemas de fondo del país”. Esperan una recuperación de corto plazo con un Merval yendo a la zona de 400/450 puntos (medido en dólares) en las próximas semanas, desde los 355 del último viernes. La tendencia de largo plazo, aclaran desde PPI, dependerá del plan económico que presente el Gobierno para la recuperación post cuarentena en el país.

“Las últimas fricciones en las negociaciones generaron caídas en los precios, creando oportunidades de entrada. Por eso esperamos una suba fuerte en los próximos días para el índice, que se confirmarían con una buena respuesta de los acreedores más importantes a la nueva oferta presentada”, indicaron.