El economista Daniel Marx advirtió que la demora en lograr un acuerdo "juega en contra" tanto del Gobierno como de los acreedores, y enfatizó: "Hoy el Estado no puede endeudarse como lo hizo año pasado".

En el Simposio de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas organizado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), el ex secretario de Finanzas durante el gobierno de la Alianza estimó que el canje de deuda tiene hasta ahora "casi un 40% de adhesión", y remarcó que el objetivo es el arreglo de deuda en un "contexto económico que le dé sentido".

"Creo que el canje está en el borde de obtener un 40% de adhesión, será más fuerte en algunas especies y se verá si se puede mover el resto, porque se supone que además algunos no querrán ir a litigar como manera más eficiente de cobrar", sostuvo Marx.

En el mismo sentido, el economista indicó que "una masa crítica importante de acuerdos arrastraría al resto, pero hoy la cuestión está en discusión. El objetivo es el arreglo de deuda en un contexto económico que le dé sentido".

"Lo que hoy sucede no es gratis, el tiempo juega en contra para las dos partes. Arreglar la deuda y olvidar la economía del país con algo más abarcativo que las urgencias también requiere atención. No volvamos a las debilidades pasadas", alertó.

Sobre las finanzas locales, Marx sostuvo que Argentina "viene de una recesión prolongada y episodios recurrentes de salida de capitales, con una trayectoria muy problemática desde hace muchísimo tiempo", por lo que "la negociación debería lograr un cambio más integral y cambiar la historia. Por supuesto que a estos efectos se suman los de la pandemia".

"Hoy atacamos el problema de la deuda, el tema moneda local está encaminado. Encontramos demoras en el tema moneda extranjera, que tienen un costo sustancial sobre la economía. Tanto ahora como después de la pandemia", subrayó.

El Ministerio de Haciendo continúa ultimando detalles de la presentación oficial para los acreedores. Con fecha límite el próximo 24 de julio, las últimas jornadas se tiñeron de incertidumbre tras el duro comunicado del grupo Ad Hoc, entre los que están los fondos BlackRock y Fidelity, al señalar "la falta de compromiso por parte de las autoridades argentinas".