Chubut le seguirá los pasos a Buenos Aires y a la Nación y, en las próximas semanas, se convertirá en la segunda provincia en anunciar la reestructuración de su deuda pública.

El ministro de Economía provincial, Oscar Antonena, anticipó que ya está juntando toda la documentación pertinente "para tener una propuesta de reperfilamiento de la deuda".

Antonena aseguró que la propuesta oficial del gobernador chubutense, Mariano Arcioni, estará concluida "para fines de este mes o principios del próximo", con la idea de entablar una negociación con los bonistas.

La agencia Noticias Argentinas informó que, según trascendidos, el gobierno provincial planea contratar a JP Morgan Chase & Co y Citigroup Inc como agentes financieros para una posible transacción de deuda.

Un documento firmado por el gobernador autoriza al Ministerio de Economía y Crédito Público de la provincia a contratar a los bancos, y será publicado en el Boletín Oficial de la provincia en los próximos días, de acuerdo a NA.

Chubut intenta de esta forma retrasar los pagos de la deuda y recortar el gasto para reducir su sector público, según una presentación del gobierno realizada a principios de enero.

El ministro Antonena explicó que, a diferencia de cómo negocia la provincia de Buenos Aires, su administración lo hará a través de bancos porque les parece "lo más conveniente que sean agentes financieros quienes lleven adelante una negociación sobre los intereses y el capital".

Chubut concluyó el pago el año pasado del Bodic I por 220 millones de dólares que se tomaron en el 2013 durante el gobierno de Martín Buzzi, y afronta el pago de otros vencimientos de esa misma gestión denominados Bodic II y Bodic III por menos de 100 millones de dólares en total que terminarán de pagarse en el 2021.

"Pero el problema mayor lo tenemos con el Bocade (Bono de Cancelación de Deuda) sobre el cual vamos a orientar el reperfilamiento", dijo el funcionario en declaraciones a la prensa provincial.