Con la disparada del dólar blue durante julio, fueron muchos los ahorristas que se inclinaron hacia la divisa norteamericana. Sin embargo, pese a que el dólar hoy es el refugio de valor predilecto de muchos argentinos, existen una serie de instrumentos que permiten mantener el valor de la moneda y que no están atadas a la volatilidad de la cotización del dólar

Los plazos fijos UVA se tratan de una alternativa sencilla y en pesos que cualquier ahorrista con cuenta bancaria puede aprovechar y que puede funcionar como complemento o alternativa al atesoramiento de dólares, ya que garantiza conservar el poder de compra de los ahorros.

Leé más sobre dólar haciendo click

A diferencia de un plazo fijo tradicional, estos plazos fijos se rigen por una unidad de medida creada por el Banco Central denominada “Unidad de Valor Adquisitivo” (UVA), cuyo valor se actualiza diariamente en función a la variación del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), basado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec.

Una de las contras es que el plazo mínimo para armar los plazos fijos UVA es de 90 días, mientras que uno tradicional pide un mínimo 30 días. Por esta razón, también existen los plazos fijos UVA precancelables. En caso de que el ahorrista decida retirar su depósito antes de cumplir los 90 días, pagan una tasa del 48% anual en lugar del ajuste por inflación.

Cómo armar un plazo fijo "calesita" 

Para potenciar esta herramienta de ahorro, el analista financiero Salvador Di Stéfano explicó un método para aprovechar los plazos fijo UVA precancelables al máximo para que el ahorrista minorista pueda reducir el problema del plazo demasiado largo.

A modo de ejemplo, partió de una inversión de $300.000 y detalló los siguientes pasos.

  1. Constituir un plazo fijo UVA precancelable a 90 días de $100.000
  2. Constituir otro plazo fijo UVA normal a 120 días $100.000
  3. Por último, constituir un tercer plazo fijo UVA normal a 150 días $100.000

“Es cierto que durante los primeros 89 días no tenemos ningún vencimiento, pero, a partir del día 90, comienza a vencer el primer plazo fijo, el cual, nuevamente, renovaremos a 90 días", explicó.

Leé más sobre plazos fijos haciendo click

De esta manera, al día 120 vence el segundo plazo fijo, el cual también se renovará a 90 días. A su vez, al día 150, vence el tercer plazo fijo, que se renovará a 90 días. "De esta forma armamos una calesita, cada 30 días nos vence un plazo fijo ajustado por inflación, con la inflación acumulada del período pactado", detalló Di Stefano.

En la primera etapa, percibirá intereses equivalentes a la inflación acumulada de 90 días, 120 días y 150 días y, a partir del cuarto mes, intereses equivalentes a la inflación de 90 días. Y a todo esto hay que sumarle el 1% de tasa que el Banco Central obliga a ofrecer a los bancos.

Cómo solicitar un plazo fijo UVA

Cualquier banco, ya sea privado o estatal, y que ofrezca plazos fijos tradicionales, está obligado a ofrecer los plazos fijos UVA y precancelables, de acuerdo a la normativa del Banco Central.

Además, este ofrecimiento a los ahorristas debe ser accesible a través de todos los medios, ya sea en las sucursales con presencia física o a través de plataforma

Para solicitar uno, los requisitos necesarios son solo dos: tener una cuenta en una banco y tener un depósito de mínimo $1.000 para realizar el plazo fijo.

Luego, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresar a la banca virtual o homebaking
  2. Ir a la sección de "Inversiones" o similar
  3. Seleccionar la opción " Plazo fijo UVA precancelable"
  4. Elegir los montos a depositar y la fecha deseada
  5. Confirmar la operación