La inteligencia artificial es algo que se encuentra presente hoy en día y podemos verla en una gran cantidad de cosas que utilizamos en nuestra vida cotidiana. El reconocimiento de voz, los coches autónomos y los chatbots de atención al cliente, son algunos de los ejemplos de ello. Sin embargo, por más que siempre se la vincule con una cuestión futurística lo cierto es que existe desde hace más de sesenta años, pero en los últimos años se ha potenciado gracias a una mayor potencia de cómputo.

Para tener noción del impacto a nivel global que se espera de este sector, se estima que la inteligencia artificial tiene el potencial de impulsar las tasas de rentabilidad en un promedio del 38% y podría conducir a un impulso económico equivalente al 60% del PBI de EE.UU. para el año 2035. Por ello, a continuación, vamos a contar cuáles alternativas hoy dispone para operar cualquier inversor como nosotros en este sector disruptivo.

Un poco de contexto ¿Qué se entiende por inteligencia artificial?

En términos generales, la inteligencia artificial puede ser definida como una constelación de tecnologías que trabajan juntas para permitir que las máquinas sientan, comprendan, actúen y aprendan por su cuenta.

Se puede dividir en dos áreas, por un lado, estaría la inteligencia artificial “acotada”, mientras que, por el otro, se encuentra la inteligencia artificial “general” o también conocida como la inteligencia artificial más amplia. En el caso de la “acotada”, es la que nos solemos encontrar en nuestro día a día, y que suele caracterizarse por realizar una sola tarea específica, o un conjunto de tareas muy relacionadas entre sí.

Por otra parte, tenemos la inteligencia artificial “general”, que se parece más a lo que se ve en las películas de ciencia ficción, donde las máquinas sensibles emulan la inteligencia humana, pensando de manera estratégica y creativa, con la capacidad de manejar una variedad de tareas complejas. Si bien es cierto que las máquinas pueden realizar algunas tareas mejor que los humanos, está tecnología no ha madurado lo suficiente para prescindir de las personas en su totalidad. Podríamos decir que, en el mundo actual, la inteligencia artificial sigue siendo una extensión de las capacidades humanas, y no un reemplazo.

Entre algunos de los países que más se esfuerzan por desarrollar esta tecnología, tenemos el caso de China, que la considera una herramienta importante para lograr el éxito económico.

Otro de los países que más avanzado está en el tema es Estados Unidos, aunque en este caso, se beneficia de un sólido grupo de investigación y también de las grandes corporaciones tecnológicas como Apple, Google, Microsoft, Facebook y Amazon.

Además de las dos potencias económicas, también hay que mencionar a Israel y Canadá, quienes son más pequeños en lo que se refiere a la competencia global pero eso no quita que sean dos jugadores de mucho peso dentro de esta industria.

¿Cómo posicionarse en el sector de inteligencia artificial?

La forma más directa de posicionarse en el sector es invirtiendo en ETFs desde la la plataforma de IOL invertironline en Estados Unidos. Los ETF son fondos mutuos pero que cotizan e invierten en varias empresas como en este caso las relacionadas a esta tecnología revolucionaria. En este sentido sugerimos el ETF Innovator LOUP Frontier Tech cuyo símbolo es LOUP debido a que se encuentra centrado en empresas influyentes del sector de inteligencia artificial y robótica, pero de baja capitalización bursátil.

Otra alternativa interesante es el ETF ARK Autonomous Technology & Robotics cuyo símbolo es ARKQ y que invierte en empresas dedicadas al desarrollo de tecnologías autónomas y de robótica. También existe el ETF iShares Robotics and Artificial Intelligence Multisector cuyo símbolo es IRBO que replica el índice “Global Robotics and Artificial Intelligence Index” compuesto por empresas del segmento de robótica e inteligencia artificial. En el caso de estos últimos dos ETF estan compuesto por grandes empresas que dentro de las cuáles la inteligencia artificial puede comprender una buena parte de su negocio, pero, sin embargo, no forma parte central de los ingresos de la compañía.

También existen oportunidades para aquellos inversores que operan solo en Argentina. Hay algunas empresas grandes que tienen CEDEARS y son las que más dinero invierten en este tipo de tecnologías, aunque lo hacen como una forma de complementar valor y no como negocio principal. Entre ellas, las destacadas son Amazon, Google, Nvidia y Tesla empresas que se pueden operar desde la cuenta de IOL invertironline en argentina a través de los CEDEARS.

En resumen, el sector de inteligencia artificial no solo representa un segmento clave de la economía actual, sino que probablemente sea uno de los sectores líderes de los próximos años. En este contexto, creemos que para un inversor de largo plazo posicionarse en este sector resulta estratégico para potenciar el capital siendo que desde IOL invertironline se pueden hacer de forma sencilla.

*Jefe de Research de invertirOnline