El resultado de las elecciones implicó la decisión por parte del gobierno de un mayor nivel de gasto público, lo que, en el contexto actual, allana el camino para un aumento de la emisión monetaria.

Frente a un escenario en el cual se emitirán más pesos, una gran cantidad de inversores ha comenzado a dolarizar sus portafolios buscando cubrirse ante la posibilidad de un aumento del tipo de cambio en el futuro cercano.  Esta tendencia puede verse de forma clara en el valor del dólar contado con liquidación (CCL) de los ADRs, que se ha disparado más de un 11% en apenas dos semanas, llegando hasta los 197 pesos en la jornada del miércoles.

Adicionalmente a lo anterior, se observa que el Banco Central (BCRA) ha dejado de acumular reservas. Durante los primeros seis meses del 2021, en lo que era un contexto más favorable que el actual, la entidad logró comprar más de USD 7.000M. No obstante, durante septiembre el BCRA habría vendido USD 950 millones de dólares. Hay que considerar, que estacionalmente los meses de agosto a noviembre la entidad monetaria estacionalmente suele ser vendedor neto de divisas.

¿Cómo protegerse ante un eventual salto del dólar oficial?

Analizando las diferentes variables macroeconómicas, se puede desprender que el mercado espera algún tipo de ajuste del tipo de cambio oficial para los tres meses posteriores a las elecciones legislativas de noviembre (o sea para los meses de febrero a marzo).

De acuerdo al último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) elaborado por el BCRA en base a los especialistas encuestados, se espera en este periodo que el dólar oficial suba un 16% desde los niveles actuales.

En esa línea, las expectativas se pueden corroborar en la evolución de la tasa interna de retorno (TIR) histórica del bono dollar-linked “TV22”, con vencimiento en abril del año próximo, que pasó de un spread positivo sobre la devaluación del 4,2% a mitad de junio, a un spread negativo del 5% según el precio de cierre del bono del 28 de septiembre detonando la mayor demanda por cobertura cambiaria.

Sin embargo, a pesar de que la devaluación sea un escenario probable, es importante destacar que las expectativas de un salto cambiario podrían no materializarse si el contexto externo termina siendo favorable. El mejor ejemplo, lo que sucedía hace un año atrás cuando el mercado esperaba una devaluación fuerte, lo que finalmente no sucedió. Por lo tanto, la mejor alternativa para prepararse sería mediante un mix de instrumentos que permitan contemplar diferentes situaciones.

Con este panorama por delante y considerando un horizonte de inversión de corto plazo, comprar dólares MEP es una de las opciones más interesante, teniendo en cuenta también que su cotización es de unos 175 pesos, es decir, aproximadamente $20 menos que el CCL promedio que tiene implícito las cotizaciones en los ADRs y CEDEARs.

A su vez, dentro de la plataforma de IOL invertironline, se puede comprar esta cotización apretando un solo click gracias a la nueva herramienta de “Dólar MEP Simple”.  De esta manera, los inversores pueden realizar la compra y venta de bonos de manera automática y podrán hacerse de los dólares en su cuenta bancaria una vez que trascurra el período de Parking (tenencia obligatoria del título en cartera).

Además de comprar dólares MEP, una buena manera de diversificar es mediante la compra de bonos en pesos con ajuste por CER, que otorgan cobertura frente a la inflación más un spread positivo que ronda entre el 5% y el 6% anual, como lo son el TX22 y el TX23.

Por último, pensado para los inversores más agresivos, también pueden invertir en instrumentos que ajusten ante un salto cambiario, como el fondo común de inversión “AdCap Retorno Total”.  Se trata de una alternativa de inversión interesante, dado que, con una composición diversificada, permite captar un rendimiento de devaluación más un 2%, comparado a los rendimientos negativos de los títulos soberanos.

En resumen, y en un contexto donde el mercado está sesgando las expectativas a un ajuste cambiario, siempre recomendamos el principio básico de diversificar las alternativas de inversión al fin de poderse cubrir ante diferentes escenarios.

*Jefe de Research en IOL invertironline