Sin dudas uno de los sectores más beneficiados durante la pandemia fue el tecnológico. Los inversores comenzaron a pensar en un nuevo escenario económico como consecuencia de los cambios de consumo durante el confinamiento. Por ejemplo, aumentó la demanda de compras online donde empresas como Amazon se vieron beneficiadas, o del uso de software para videoconferencias como Zoom que cambiaron por completo nuestra manera de comunicarnos. Con el tiempo la tecnología sigue avanzando en nuestro consumo diario, pero gracias al confinamiento se aceleró este proceso que de lo contrario hubiese llevado más años de adaptación. 

Sin embargo, para fines del 2020, con la llegada de las noticias positivas en la fabricación de vacunas que pusieran fin a la pandemia, los inversores comenzaron a interesarse nuevamente en empresas de la economía tradicional iniciando una rotación de portafolios, ya que estas acciones habían quedado con precios atrasados. Así mismo, la continuidad de estímulos monetarios también ayudó a las buenas expectativas de los inversores hacia una pronta recuperación de la economía de Estados Unidos.

2021: “nuevo año, nuevos intereses de los inversores”

Pero ahora, los sectores ganadores del 2020 están atravesando un difícil 2021. Las empresas llamadas “de crecimiento”, donde podemos englobar a las tecnológicas, tuvieron en su mayoría una fuerte caída por las noticias de aumento de tasas largas de EEUU. Este tipo de empresas se ven perjudicadas, porque son las que generarían un flujo de caja hacia el largo plazo, mientras que empresas “de la economía tradicional” ya se encuentran generando un flujo constante de ingresos.

Por el contrario, estas acciones de la economía tradicional no tuvieron rendimientos tan buenos en el 2020, pero ahora se encuentran recuperando el terreno perdido y aumentando cada vez más el precio de cotización de sus acciones.

A continuación, mostraré el rendimiento actual de cada sector medido desde el 23 de Marzo de 2020, día en que el S&P500 tocó el mínimo de 2.200 puntos aproximadamente. Para esto utilizaré al ETF SPY que replica a dicho índice comparándolo con los ETF más representativos de cada sector económico. 

Cabe resaltar que el índice S&P500 subió un impresionante 82% desde los mínimos del Corona Crash hasta la fecha.

Sectores con mayor recuperación

A continuación, detallo los sectores que se vieron más favorecidos luego del Corona Crash:

XLB - Materiales +110%

XLI - Industrial +105%

XLY - Consumo discrecional +99%

XLK - Tecnología +96%

XLC - Comunicación +90%

Estos son los sectores que empujaron al alza la bolsa de Estados Unidos. Como mencionaba anteriormente, las empresas tecnológicas jugaron un papel importantísimo. Además, debemos tener presente que los sectores de consumo discrecional y de comunicaciones también tienen un fuerte componente tecnológico, ya que en el primero encontramos a empresas como Amazon y en el segundo a Facebook.

Sin embargo, sectores de Materiales y el Industrial también lo hicieron muy bien a pesar de no haber estado “de moda” como las tecnológicas durante el 2020. En este último podemos encontrar empresas como Caterpillar y 3M Company.

SPY gráfico (color AZUL) vs sectores de la economía por TradingView

Sectores que pasaron del odio a la fama

Dentro de los sectores que subieron más que el ETF SPY, quiero hacer una mención especial a los siguientes: 

XLE - Energía +108%

XLF - Financieras +96%

Estos sectores se comportaron de una manera muy distinta a los demás: al principio rindieron bastante por debajo del SPY (se observa mayor brecha en los meses de Octubre y Noviembre), pero luego tomaron un envión alcista con rendimientos que lo superaron.

En el caso de las empresas energéticas se vieron afectadas por el precio del petróleo que tuvo una de las peores caídas de toda su historia. Y en el caso de los bancos, tuvieron que hacer frente a la caída de tasas de interés al inicio de la pandemia. 

Cuando estos 2 factores comenzaron a revertir su tendencia, también lo empezaron a hacer las empresas en cuestión. En el caso de los bancos, un posible aspecto a favor de cara al futuro es que si hay una alta brecha entre las tasas de largo plazo y las de corto (curva empinada) entonces podrían lograr mayores utilidades, porque tomarían dinero de los depósitos pagando la tasa de corto plazo, mientras que al prestar ese dinero en el largo plazo lo harían a una tasa mucho más alta.

SPY gráfico (color AZUL) vs sectores de la economía por TradingView

Sectores con posible recuperación pendiente 

Y por último, detallo los sectores con rendimientos que están muy lejos de asemejarse a los del ETF SPY. Pero al menos, están todos positivos respecto de los mínimos de Marzo 2020:

XLRE - Real Estate +58%

XLV - Salud +57%

XLU - Utilities +44%

XLP - Consumo Básico +42%

Resulta curioso que un sector como el de la salud no haya tenido tan buenos rendimientos cuando uno esperaría que aumenten sus ingresos en el contexto de una crisis sanitaria. Pero también hay que tener presente que los confinamientos ocasionaron la postergación de tratamientos e intervenciones médicas.

Por otro lado, también llama la atención que el sector de consumo básico no haya tenido mejores rendimientos. Acá encontramos a empresas como Procter and Gamble, Coca Cola, Pepsico, Walmart y Colgate-Palmolive. Los confinamientos han cambiado los hábitos de consumo, pero como son de necesidad básica deberían defenderse mejor ante una crisis ya que son productos que aún se seguirían consumiendo dentro de los hogares. 

Estos son sectores que el inversor debería tener en la mira, ya que aún podrían estar atrasados. No todos los sectores deben igualar sus rendimientos, pero podría quedar un camino positivo por delante para achicar la brecha actual.

SPY gráfico (color AZUL) vs sectores de la economía por TradingView

* Análisis por Clave Bursátil