La propagación del coronavirus y la preocupación mundial por la epidemia que se inició en China derribó hoy los principales indicadores bursátiles alrededor del mundo, que mostraron la preocupación por el avance de la enfermedad.

"Aunque expertos en salud pública muestran cautela en llamarlo una pandemia, empieza a crecer la cantidad de escritos que especulan con esta posibilidad", destacó hoy la consultora Delphos Investment

El pánico creciente en los inversores llevó al oro, metal precioso que funciona como reserva de valor ante las caídas bursátiles, a saltar por encima de los 1.600 dólares la onza troy en Londres, máximo valor en los últimos siete años.

En Wall Street, el promedio industrial DOW JONES perdió 0,7%, el tecnológico compuesto NASDAQ retrocedió 1,7% y el ampliado S&P500 bajó 1%.

"El coronavirus no ha afectado a todos los activos financieros por igual. Y entendemos que, de ser superado como fueron los recientes brotes infecciosos, el reacomodamiento de los activos financieros encontraría a los emergentes entre los de mayor apreciación potencial", agregó Delphos Investment.