El precio del oro subía hoy más de 2% en Londres y cotizaba a 1.720 unidades la onza troy, en un contexto de desplome del barril de petróleo por el impacto del coronavirus (covid-19) en la economía global.

De acuerdo con las proyeciones de Bank of América (BofA), el oro cotizará en torno de 1.700 dólares en 2020 y subirá a más de 2.000 dólares el próximo año, pero podrían escalar a más de 3.000 dólares, en un informe titulado "La Fed no puede imprimir oro".

Los planes de estímulo que debilitan al dólar habían llevado al metal precioso por encima de los 1.700 dólares la última semana, pero la cotización se debilitó al ritmo del deterioro de la actividad a nivel mundial, en especial con el crash del petróleo que hundió todas las materias primas.

Los inversores también se mantenían atentos al aumento de los casos de coronavirus en India, donde los casos reportados ascendió a 20.000, según datos oficiales.

Los analistas opinan que la gigantescas medidas de estímulo anunciadas por los bancos centrales en el mundo apuntalarán el precio del oro. Este martes, el Senado estadounidense aprobó nuevos programas por medio billón de dólares.

"El oro se benefició de las sucesivas medidas de estímulo para apoyar a la economía por el impacto del brote de Covid-19", explicó Kotak Securities en un informe, de acuerdo con agencias internacionales.

El oro funciona como un refugio tradicional de los inversores en épocas de turbulencia, como la actual.

La temporada de balances de empresas cotizantes en los Estados Unidos también influía en el precio del oro, ya que los inversores esperaban resultados negativos de las compañías por la crisis del Covid-19.

Los principales indicadores bursátiles en Nueva York operaban con bajas cercanas al 3%.