Las criptomonedas no pasan su mejor momento, y desde hace meses que su precio viene en descenso, algo que alarma a los pequeños ahorristas y pone en jaque a los gurúes cripto. En Argentina, la adopción de las monedas virtuales es todavía baja: en 2021, solo 12 de cada 100 adultos compraron criptomonedas. Sin embargo, aún en un contexto económico adverso y monedas como el Bitcoin y Ethereum con bajas históricas, un informe de la consultora Opinaia reveló que el interés por las criptodivisas en el país es alto, pero muy poca gente está informada sobre el mundo cripto. 

El estudio, realizado sobre 2.400 personas entre el 10 y el 28 de abril de este año, mostró que el 63% de los encuestados mostraron interés y curiosidad por las temáticas financieras, mientras que las criptomonedas en particular se posicionaron por sobre formas de inversión más tradicionales, como las acciones, los fondos de inversión y los bonos.

La encuesta, sin embargo, alertó por un alto desconocimiento del tema, donde apenas un 38% de las personas se considera informada sobre el mundo cripto. Pese a esto, la opinión general sobre las criptomonedas es muy positiva, con un 61% de aprobación, frente a un 12% de opinión mala o muy mala y un 27% que "no sabe".

“La irrupción de las criptomonedas en Argentina parece dialogar muy bien con un clima de época caracterizado por el interés general en las finanzas, una economía inflacionaria que genera incertidumbre y la necesidad de hacer rendir más los ingresos, y cierto dejo de desconfianza en el Estado y el sistema financiero. En este sentido, el mundo cripto tiene un camino para recorrer: disputarle el liderazgo a las formas tradicionales de inversión, fortaleciendo su conocimiento, dinámica y confianza”, afirmó Guido Moscoso, Gerente de Opinión Pública en Opinaia.

El imaginario de las criptomonedas en Argentina

La consultora Opinaia describió al vínculo de los argentinos con las finanzas a partir de tres segmentos: un tercio informado e interesado (inversores), un tercio interesado pero con poca información (curiosos) y otro tercio más refractario, con poco interés y sin información. 

Si bien todavía se desconoce mucho sobre su funcionamiento y dinámica, la opinión general es favorable, con una valoración positiva cercana al 80% entre quienes conocen del tema, gracias a atributos destacados como su capacidad de ahorro, rentabilidad y seguridad. La aprobación cae a medida que aumenta el desconocimiento: 55% entre curiosos y 38% en refractarios.

¿Cómo se posicionan frente a otras alternativas de inversión? Nominalmente, las criptomonedas muestran un nivel de conocimiento similar al de las formas tradicionales. Sin embargo, se desconoce mucho sobre su funcionamiento y dinámica. Por eso también el interés en comprar cripto es mayoritario, pero su límite es nuevamente el desconocimiento sobre su dinámica.

Actualmente, los segmentos más propensos a la compra de cripto activos son los jóvenes, fundamentalmente centennials y hombres. Pese al interés, el desconocimiento vuelve a jugar un papel fundamental: del 71% de las mujeres que comprarían, solo un 19% sabe cómo hacerlo, mientras que un 77% de los hombres adquirirían criptodivisas de tener la posibilidad, pero solo un 31% sabe cómo hacerlo. 

En esta línea, los centennials son los más interesados en comprar (85%), y le ganan así a los millenials (78%), generación Z (77%) y baby boomers (59%).

“Gracias a la transformación digital estamos viviendo una evolución hacia nuevas formas de inversión. Los resultados de este estudio nos permiten dimensionar el impacto de los criptoactivos en la población y entender el trabajo que queda por delante sobre las audiencias para que puedan alcanzar el nivel de conocimiento que les permita tomar decisiones en el manejo de sus finanzas personales e inversiones”, comentó Rafael Vincenti, Director Senior asociado a Grupo Muchnik, empresa de comunicación multidimensional que opera en todo Latinoamérica y que apoyó al estudio.