La Organización de Países Productores de Petróleo no logró ponerse de acuerdo con el precio, ni los niveles de producción. A esto se suma el impacto que tiene el coronavirus. El barril de crudo tuvo una caída estrepitosa y quedó en US$ 31, un precio para nada alentador si se quiere sostener las inversiones. Hoy reunión clave con Sinopec, de acuerdo con una nota publicada por La Opinión Austral.

Fuente: Investing.

El precio futuro de petróleo que se establece como WTI y el valor del Brent registraba la caída más brutal desde comienzos de los 90.

El retroceso del valor del barril de crudo fue del orden del 30%, cotizando en alrededor de US$ 31, previo al inicio de las operaciones en la bolsa norteamericana.

La explicación para semejante derrumbe se encuentra en el fracaso en las negociaciones de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y Rusia, para ponerse de acuerdo por los precios del petróleo, sumado a los efectos que está teniendo el coronavirus en las economías del mundo.

Asimismo, indicaron que otro factor es la decisión de la petrolera estatal saudí Aramco, de comenzar en abril a bombear más barriles diarios después de que el actual acuerdo de la OPEP expire.

La caída del barril tiene impacto en la economía santacruceña por el valor que esas ventas producirán para el ingreso de regalías, que claramente, se verán mermadas, aunque no es una ecuación lineal, sino que influyen los costos de producción.

La OPEP es la Organización de Países Productores de Petróleo que fijan los volúmenes anuales de producción y a partir de ahí, un precio para el barril.

Que el barril haya quedado anoche en US$ 31 significa un escenario hiper complejo por donde se lo mire.

Es que, no solo caen los ingresos por regalías, sino que ninguna empresa querría extraer petróleo si lo tiene que liquidar a ese precio. Por lo tanto, cae la producción y la mano de obra.

El dato es que la situación se pone aún más difícil para las operaciones no convencionales, porque sus costos son mayores.

En este sentido, vale recordar que Daniel González, de YPF, señaló en su conferencia anual con inversores de Wall Street que con niveles del Brent por debajo de US$ 50 no hay espacio para desarrollar nuevos yacimientos de producción no convencional, como los que están en Vaca Muerta. “Estamos teniendo breakevens bajos con las nuevas perforaciones en bloques ya desarrollados, pero es difícil hacer inversiones en nuevos bloques con precios internacionales menores a US$ 50”, indicó.

Finalmente, vale mencionar que hoy está previsto que se lleva a cabo la audiencia entre la provincia, gremios y la petrolera de capitales chinos, Sinopec. Tal como lo adelantó  La Opinión Austral, las negociaciones están rígidas a partir de que la compañía no habría regresado de su casa matriz con buenas noticias. Por el contrario, se espera que anuncie nuevos despidos con argumentos de ajuste que se verán acompañados por las novedades de anoche.