Directivos de fondos de inversión de Londres y los Estados Unidos destacaron "las perspectivas favorables" para la economía argentina y las condiciones de financiamiento, tras el acuerdo de reestructuración de deuda con los acreedores externos anunciado este martes.

Pablo Albina, de Country Head Argentina y Uruguay, y Head of Investment Latin América de Schroders, señaló que "alcanzar un acuerdo con bondholders (tenedores de bonos) globales y lograr una reestructuración de deuda exitosa es un paso importante para la Argentina dentro de la crisis global de la Covid-19”.

“Esto debería ayudar también a varias provincias a cerrar sus procesos de restructuración en los próximos meses”, subrayó Albina.

En relación a la negociación que el país emprenderá por un nuevo acuerdo y plan consensuado con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), el analista anticipó que "va a centrar la atención en el último trimestre", y amplió: “Si estos procesos de normalización son exitosos, no me extrañaría ver a las corporaciones más sólidas de la Argentina volver a acceder a los mercados de deuda globales a principios del 2021".

Por su parte, Sebastián Vargas, director Latam Credit Strategy de Barclays Investment Bank, celebró por "haberse encontrado una fórmula que otorga un alivio financiero a la Argentina en los próximos años", y señaló "que se alcanzó apoyo total de los bonistas”.

“El resultado es oportuno, dado que llega la hora de plantear la agenda económica en este nuevo capítulo de la pandemia”, pronosticó.

En la misma sintonía, Vargas evaluó que “el acuerdo otorga mayor previsibilidad al sector real, aumenta la demanda de activos domésticos, y da importantes señales respecto de la mirada del gobierno sobre algunos temas”.


En tanto, Ahmed Riesgo, Chief Investment Strategist de Insigneo, agregó que “los bancos centrales del mundo están inundando el mercado con dólares que tienen que ir a algún lado, y en el corto plazo invertir en la Argentina es algo atractivo y seguirá habiendo demanda para su deuda”.

Si bien “las ganancias fáciles ya se hicieron" porque una parte del mercado anticipó este acuerdo, "durante los próximos dos años el riesgo argentino se mantendrá atractivo para el sector de inversores que busca hihg yield (de alta rentabilidad)”, proyectó el analista.

Los representantes de los fondos globales Schroders y Barclays Investment Bank, con sede en Londres; y de Insigneo Financial Group, con oficinas centrales en suelo norteamericano, comentaron el acuerdo en declaraciones a la publicación especializada “Fund Society”.