A pesar del elevado excedente comercial por las liquidaciones del campo y el aumento de los commodities producto de la guerra entre Rusia y Ucrania, las reservas netas internacionales (RRII) del Banco Central cayeron en los últimos dos años y medio, según un informe.

Aunque el Gobierno apunta a que Daniel Scioli le dé continuidad a la política industrial de Matías Kulfas para generar dólares, preocupa la posibilidad de incumplir con las metas fijadas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Acorde al informe elaborado por el Observatorio de Políticas Económicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv), al 30 de mayo 2022, las RRII alcanzaron los USD 41.650 millones, lo que representó una caída de USD 222 millones con respecto a lo registrado en el mismo mes del año pasado.

"El Banco Central de la República Argentina para preservar el valor de la moneda local utiliza las reservas internacionales (dólares) y de ese modo evita una devaluación que genere inestabilidad macroeconómica", explicó el estudio de la UNdAv.

Por su parte, en marzo hubo un incremento de las reservas internacionales subieron en USD 6.247 millones debido al primer desembolso del FMI, que ascendió a USD 9.656 millones, aunque 2.808 millones de dólares se "destinaron a cancelar el vencimiento correspondiente al mes de marzo con el organismo multilateral".

Durante 2021, gracias a la buena temporada de liquidación del campo, las reservas se incrementaron aunque las intervenciones diarias para contener el tipo de cambio hicieron que la autoridad monetaria tuviera que asistir a la demanda del mercado.  

Al respecto, el economista Gustavo Ber señaló que, a medida que pasan las ruedas, el BCRA sigue "sin lograr acelerar las compras", por lo que "crece la expectativa de que no se alcanzaría la meta de acumulación de reservas, lo cual preocupa". 

Asimismo, Ber remarcó que la mayor inquietud del mercado está en la "expectativa de que próximamente el balance cambiario sería menos favorable", debido a que se irá dejando atrás la estacional mayor oferta de divisas, mientras que "podrían seguir las presiones desde el lado de la demanda".

Las RRII del BCRA se ubicaron en 41.600 millones de dólares

En esa línea, el estudio destacó que en los últimos dos meses, las "reservas internacionales experimentaron saldos negativos". Al respecto, en el mes de abril del año 2022, el egreso de divisas alcanzó los 1.131 millones de dólares, mientras que al 30 mayo la salida ascendió a 357 millones de dólares. 

Al último recuento de la autoridad monetaria del viernes 2 de junio, las RRII del organismo que dirige Miguel Pesce se ubicaron en 41.600 millones de dólares.  

En este sentido, la economía argentina necesita dólares para hacer frente a sus diferentes pasivos: importaciones de bienes y servicios, utilidades de las empresas foráneas, intereses de la deuda externa y para ahorro. 

Reservas: desafío para el Gobierno

Del informe se desprende que la meta establecida con respecto a la acumulación de Reservas Internaciones en el acuerdo con el FMI presenta "dificultades para alcanzarla". Es decir, durante el mes de junio, el BCRA tendría que comprar divisas por un valor de USD 3.000 millones.

"El desafío por delante para el gobierno nacional será fortalecer las RRII, no solo para que el Banco Central pueda tener capacidad para mantener estable el tipo de cambio, sino también para consolidar la recuperación de la actividad económica y moderar las expectativas devaluatorias", explicó el estudio de la Universidad de Avellaneda.

Por su parte, los aspectos que denotan la "imposibilidad de alcanzar esa meta" se centran en la "demanda de divisas por parte del sector productivo y el aumento de los precios de la energía impactó en el valor de las importaciones".

Es por este motivo que el Gobierno puso un importante énfasis en llevar a cabo el gasoducto Néstor Kirchner dado que no solo permitiría el abastecimiento de gas como energía de transición, sino la entrada de dólares por vía exportadora.