El Ministerio de Economía ya comenzó a desplegar su estrategia de cara a los abultados vencimientos de deuda en pesos que tiene en julio y agosto, cuando debe afrontar compromisos por casi $1 billón. El Palacio de Hacienda dio a conocer en la tarde del lunes los detalles de la licitación del miércoles, la segunda del mes pautada en el cronograma oficial, y que consistirá en la reapertura de cinco Letras con las que buscará hacerse de un mínimo de $16.000 millones, y en un canje del bono TC21 por otros dos que ajustan por CER y vencen en agosto y septiembre de 2022.

Funcionarios nacionales habían adelantado ante la consulta de BAE Negocios que estaban evaluando la posibilidad de hacer una operación de este tipo para así evitar que se condensen en los próximos meses necesidades de financiamiento demasiado elevadas que lo lleven a requerir la asistencia monetaria del Banco Central.

En concreto, las principales preocupaciones aparecen en los más de $300.000 millones de capital del TC21 que se deben cancelar el 22 de julio, y los casi $380.000 millones del TX21 que expira el 5 de agosto.

Con esos dos títulos en la mira, la Secretaría de Finanzas aprovechó junio para sumar financiamiento neto que le permita llegar más holgada a esas paradas desafiantes. En ese sentido, la semana pasada consiguió $163.000 millones con cinco instrumentos, 8 veces más de lo que había salido a buscar, del cual el 78% fueron a marzo y mayo de 2022, con ajuste por CER. Con esa colocación, ya tiene garantizado dos tercios de los $240.000 millones de vencimientos de este mes, que se concentran en una Ledes y una Lepase el 30 del corriente.

Con todo, este miércoles el Tesoro buscará $4.000 millones con las dos Letras a descuento y tasa variable a fin de septiembre, otros $2.000 millones con una Ledes a fin de noviembre, y $5.000 millones con Lecer a marzo y mayo de 2022. El precio de reapertura será determinado en la licitación, informó Hacienda en un comunicado.

En cuanto a la operación de canje, se podrán recibir a cambio del TC21 un 40% del Boncer 2022 (T2X2) y 60% del Boncer 2023 (T2X3). El valor técnico por cada $1.000 nominales será de $5.121, algo por debajo del precio actual de mercado.

Por su parte, el T2X2 y el T2X3 tendrán un precio mínimo de $1.461,78 y $1.336,33 por cada $1.000 nominales, respectivamente.

Para la licitación del miércoles, el Tesoro volverá a contar con la ayuda de la normativa del BCRA que habilitó a los bancos a integrar con bonos los encajes de los depósitos que estaban bajo la forma de Leliq, de manera de volcar esa liquidez a las arcas del sector público y ayudar con la renovación de los vencimientos.

Más notas de

Ignacio Ostera

Confirmado: Argentina recibirá 4.300 millones de dólares del FMI para las reservas

El giro llegará a las arcas del BCRA en las próximas semanas

Economía sale a buscar $235.000 millones: vuelven los bonos dólar linked

El equipo de Guzmán saldrá a aprovechar el apetito de cobertura

Construcción: la segunda ola pegó en el empleo y amplían fondos para obras

Construcción: la segunda ola pegó en el empleo y amplían fondos para obras

El Central vendió por segundo día y las reservas cayeron por pagos de deuda

El impacto en la balanza de pagos preocupa al gabinete económico

La deuda externa del sector privado subió después de 6 trimestres en baja

Las disposiciones del BCRA fueron clave para frenar el drenaje

Aceleran el gasto en obra pública y ya está en su nivel más alto en 4 años

Las mejoras en los caminos pesan fuerte en la gestión

Cristina descartó el uso de los DEG del FMI para la reactivación

"No vemos a poder destinar los 4.300 millones de dólares" a reconstruir la economía

Inversores se vuelcan a bonos de mayor cupón tras el primer pago de la deuda

Para los analistas, el Bonar 30 "se comporta más como una acción de Argentina"

El Grupo Ad Hoc rechazó el acuerdo de Kicillof por la deuda

Kicillof y López debieron prorrogar 20 veces el canje

El Tesoro canjeó $216.000 millones de un bono y descomprimió vencimientos

Finanzas salió a fondearse en el mercado