A partir de las 10 de la mañana el ministerio de Economía comenzará a recibir ofertas en su primera licitación de Letras y bonos del año, en lo que será el  debut de Mariano Sardi en la secretaría de Finanzas tras la designación de Diego Bastourre en el directorio del Banco Central. El Palacio de Hacienda informó que colocará unos $10.000 millones mediante cuatro instrumentos en pesos a descuento, tasa variable y que ajustan por CER.

El principal vencimiento al que debe hacer frente el Tesoro son $70 millones este viernes en concepto de capital e intereses de un Bocon, y otros $3.000 millones la próxima semana por el cupón del TC21. Sin embargo, los compromisos más abultados se concentran en los últimos días del mes, cuando deberá cancelar más de $190.000 millones por bonos del Plan Gas y del Consenso fiscal, una Ledes u una Lepase, aunque para estos vencimientos se pautó otra colocación para el 27 de enero.

Economía comenzará a recibir las ofertas por las reaperturas de dos Letras a marzo, una a descuento y otra a tasa variable; otra a septiembre con ajuste CER; y otro título también que se actualiza por inflación, con vencimiento en septiembre de 2022.

Los montos a colocar serán de $2.000 millones cada uno en los dos primeros casos y $3.000 millones cada uno en los dos últimos.

Todo en el marco de un programa financiero que prevé el refinanciamiento de $2,1 billones y cuyo desafío se centrará en mantener los altos porcentajes de renovación conseguidos a lo largo del último semestre, a partir de la creación de instrumentos atractivos para los inversores, que buscan títulos que los cubran de la inflación.

Federico Furiase, director del Estudio Eco/Go, puntualizó que con el sector privado el Gobierno deberá cancelar $1,5 billones entre capital e intereses, pero si apunta a financiar en el mercado parte del déficit primario en una magnitud similar a la del año pasado (1,4% del PBI), deberá sumar otros $600.000 millones.

En ese sentido, en el mercado estimaban que la necesidad de colocaciones en pesos del Ejecutivo durante el 2021 duplicará a la de 2020, para lo cual Economía deberá mantener una oferta variada de títulos que compensen el riesgo de una suba en el tipo de cambio o de la inflación.

"Si se suman los vencimientos, puede alcanzarse esa cifra. Más si se tiene en cuenta que las colocaciones son dólar linked o CER" y por ende se mueven con los precios y la cotización de la divisa en las pizarras, explicó Furiase. "Las Lepase son atractivas para los bancos, aunque tienen menos liquidez, mientras el mercado empieza a creer que el gobierno no va a devaluar antes de octubre", evaluó. Por el contrario, una emisión dólar linked "tiene rendimiento negativo" en pesos, más allá de que cubre a los inversores de una devaluación.

Más notas de

Ignacio Ostera

Tras el acuerdo por la carne, el Gobierno apunta a bajar los precios de frutas y verduras

El anuncio fue encabezado por Kulfas, Basterra, Español y Ravettino (Consorcio ABC)

Tras la asunción de Biden, Alberto habló con la titular del FMI

El gobierno negocia el refinanciamiento de USD44.000 millones

La asunción de Biden revitaliza la OMC: cómo impacta en Argentina

Hasta marzo, en Cancillería no esperan mayores novedades en la OMC

Productores de trigo no venden y se complica la oferta de harina

La cosecha finalizó con 17 millones de toneladas

Economía captó $56.000 millones en su primera licitación del año

El funcionario destacó la alta participación de inversores minoristas

Petroleras prevén una suba de naftas de hasta 2%

Los surtidores podrían venir con nuevos valores

Deuda: Economía busca $10.000 millones en la primera licitación del año

El reemplazante de Bastourre pondrá a prueba el programa financiero

Tras el canje de Córdoba, el Gobierno supervisa la reestructuración de deuda de siete provincias

El titular de la Unidad de Apoyo, Rafael Brigo, encargado de guiar las negociaciones

Reducen el parking para el dólar MEP y restringen acceso al CCL

La CNV busca reducir la volatilidad

YPF reestructurará su deuda en dólares por USD 6.228 millones

Qué bonos entran al canje de deuda. Foto: La Torre YPF en venta