El ministerio de Economía saldrá este miércoles a ofrecer nuevamente una canasta de instrumentos financieros con el objeto de colocar un piso de $6.000 millones y de esta manera quitarle presión a los vencimientos de las últimas dos semanas del mes, cuando recaen compromisos por más de $300.000 millones.

Según anunció el Palacio de Hacienda, se licitarán 5 Letras del Tesoro: dos a julio, dos a octubre, y una a abril del 2022. Y como ocurrió con la de la semana pasada, no habrá precio mínimo y se mantiene el acortamiento de los plazos, en el marco de la estrategia de la Secretaría de Finanzas para acomodarse a los requerimientos del mercado después de las últimas colocaciones, menos exitosas de lo que superior ser a principios de año.

Lo cierto es que el Gobierno tendrá a favor una reglamentación dispuesta el viernes por la Comisión Nacional de Valores ( CNV) que ayudará a canalizar parte del dinero de los Fondos Comunes de Inversión (FCI), aunque se trata de una cifra marginal de entre $25.000 y $30.000 millones, estimó en diálogo con BAE Negocios Juan Ignacio Paolicchi, de Empiria Consultores.

En ese sentido, el economista añadió en la ecuación la suelta de pesos que hará el Banco Central con la próxima licitación de Leliq, cuando se suelen liberar recursos de esas Letras hacia la deuda del Tesoro.

Para Paolicchi, “la flexibilidad es una buena noticia”, pero por el momento el limitante de la receta de Economía es su negativa a convalidar un alza de tasas en las licitaciones. “En la última, podría haber hecho un rollover total”, explicó. Sin embargo, el secretario de Finanzas Mariano Sardi optó por dejar afuera unos $15.000 millones ofrecidos en la Letra más corta, porque no estaba dispuesto a pagar un costo mayor al actual, inferior a la inflación.

En el mercado apuntan a que una tasa mayor por las Letras podría interpretarse como una señal de política económica contractiva, más allá de que no se está observando una expansión del crédito.

“Como las Letras se ofrecen a descuento, no tienen impacto en el déficit”, apuntó Paolicchi.

Gustavo Neffa, de Research for Traders, consideró que "no creo que en esta licitación pidan más tasa". "Lo bravo va a venir en junio, julio y agosto, cuando vencen el TC21 y el TX21 y habrá que renovarlos", vaticinó.

De acuerdo a la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el miércoles Hacienda deberá cancelar $4.700 millones correspondientes a intereses del bono TB21, y al día siguiente, $2.900 millones del TB23. En tanto, el 9 tiene que afrontar otros $1.176 millones de servicios por el Boncer TX26.

Este panorama financiero tranquilo termina el 21 de mayo, cuando comienzan a amontonarse vencimientos solamente de capital por $262.000 millones. Por lo que la jugada de Hacienda consistirá en juntar todo lo que pueda y así aflojar la presión sobre fin de mes.

En concreto, el área de Sardi anunció que buscará $1.000 millones con cada Letra a julio (una a descuento y otra atada a la tasa de pases); igual monto que para las de octubre, y $2.000 millones en la Lecer que vence en abril de 2022. En todos los casos, se trata de reaperturas.

Más notas de

Ignacio Ostera

En la previa a la licitación de Economía, empresas se vuelcan al dólar linked

Sardi amplía el menú de opciones para los operadores

El gobierno avanza con el plan para darle impulso a las bolsas del interior

Cosentino presentó el plan ante autoridades locales

Tasas, plazos y DEG, ejes de la cumbre Alberto-Georgieva

Tasas, plazos y DEG, ejes de la cumbre Alberto-Georgieva

El mercado apuesta a los "sintéticos" para ganar más del 50% en pesos

El bono T2V1, el elegido por los inversores

Los envíos a provincias ya superan el nivel del último año del macrismo

Los gobernadores, con más fondos en un año electoral

Club de París: los intereses punitorios suman presión a la negociación

Club de París: los intereses punitorios suman presión a la negociación

Mineras ven un potencial de inversión de 20.000 millones de dólares

El sector exporta más de 2.000 millones de dólares por año

Por la pandemia, la construcción tuvo el mayor crecimiento de su historia

El uso de hierro redondo y acero se disparó 205%

Repro: los sectores críticos no pagarán aportes patronales

El gobierno profundiza medidas económicas ante la segunda ola

La recaudación vuela y provincias se benefician por coparticipación y suba de la actividad

Posadas, favorecida por el consumo que antes se iba a Brasil