La empresa de energía eléctrica Edenor comunicó el resultado de los primeros seis meses del año que mostraron una disminución de sus ingresos y una caída de rentabilidad, aunque remarcó que pudo cumplir con el servicio con alto estándar de calidad y disminuyendo los cortes.

"Los ingresos disminuyeron un 21% en términos reales durante 2021 respecto del mismo período de 2020. Los niveles de volumen de energía vendida se mantuvieron constantes. El margen bruto, denominado Valor Agregado de Distribución (VAD), cayó un 18% respecto del mismo período del año anterior, informó Edenor por medio de un comunicado.

"El EBIT resultó en una pérdida de $ 1.643 millones, en línea con la disminución del margen bruto, reflejando la falta de actualización de los ingresos en un contexto de altos índices de inflación que generan el incremento de los costos operativos", señaló la compañía.

De acuerdo con las cifras que comunicó ante la Comisión Nacional de Valores y la Bolsa de Comercio, "el resultado del período ascendió a $ 11.636 millones de pérdida, principalmente por el deterioro del margen bruto y del resultado operativo, por el impacto del cambio en la alícuota del Impuesto a las ganancias -lo que supuso una pérdida adicional por $ 7.473 millones- y por un mayor cargo financiero originado por el diferimiento del pago de las obligaciones con el MEM (Mercado Eléctrico Mayorista), todo ello compensado parcialmente como consecuencia de una mayor ganancia por exposición a la inflación en el primer semestre de 2021".

principales indicadores operativos

Las ventas de energía durante el primer semestre de 2021 se incrementaron en un 6,8% respecto de igual período de 2020, alcanzando 10.674 GWh en comparación con los 9.994 GWh vendidos durante el semestre anterior con un marcado incremento en clientes residenciales.  La cantidad de clientes aumentó un 1,8% en relación, al mismo período del año anterior debido principalmente al aumento de clientes de tarifa residencial y MIDE.

Las pérdidas de energía disminuyeron a 2.273 GWh en comparación con los 2.284 GWh del primer semestre de 2020, destacó la empresa y recordó asimismo el apoyo que tuvo de los tenedores de ON ante el cambio de directorio controlante.

En cuanto al servicio, remarcó que  "ha logrado sostener la mejora en sus niveles de calidad de servicio juntamente con una mejora en la eficiencia en el uso de sus recursos. Las inversiones, durante el primer semestre de 2021 alcanzaron $ 6.170 millones, lo que significa un incremento del 4% en términos reales respecto del mismo período del año anterior".

"El plan de inversiones ejecutado en los últimos años muestra resultados que se reflejan en una continua mejora en la calidad del servicio, al reducir la duración y frecuencia de los cortes desde 2014, y cumpliendo así los requerimientos regulatorios previstos en la última revisión tarifaria integral, incluso superando este año los indicadores de calidad exigidos por el regulador para el fin del período tarifario en febrero 2022".