El Banco Central de la República Argentina y la Comisión Nacional de Valores siguieron los pasos otros países como España, y decidieron salir a advertir a los usuarios antes supuestos riegos de la inversión en criptoactivos.

En el comunicado (que se puede ver completo aquí ), afirmaron que los criptoactivos ponen de manifiesto riesgos y desafíos para sus usuarios, inversores y también para el sistema financiero en su conjunto.

Entre otras cosas, indicaron: “En los últimos años la proliferación de los criptoactivos, la dinámica que exhiben sus precios, su tecnología subyacente y alcance global, así como las actividades asociadas a su operatoria, han llevado a que diferentes organismos nacionales e internacionales emitieran recomendaciones al respecto”.

Consideraron oportuno proveer información y alertar sobre eventuales implicancias y riesgos que los criptoactivos pueden acarrear, así como recomendar una actitud prudente que sirva para mitigar una eventual fuente de vulnerabilidad para los usuarios e inversores.

En este contexto, manifestaron: “Si bien los criptoactivos actualmente no evidencian niveles significativos de aceptación y utilización en Argentina, la velocidad de los desarrollos y el creciente interés en ellos hacen necesario la adopción de una actitud precautoria frente a los mismos”.

Es así que en el comunicado destacaron los siguientes aspectos de las criptomonedas que - según el BCRA y la CNV – se deben tener en cuenta:

  • No son dinero de curso legal.
  • Elevada volatilidad.
  • Disrupciones operacionales y ciberataques.
  • Ausencia de salvaguardas.
  • Posibilidad de fraude, información incompleta y falta de transparencia.
  • Riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo y potencial incumplimiento a la normativa cambiaria.
  • Carácter transfronterizo de las operaciones.

Una respuesta desde la ONG Bitcoin Argentina 

Desde la ONG Bitcoin Argentina no se hicieron esperar, y emitieron también un comunicado contundente en el que respondieron al BCRA y la CNV, pero además aclararon algunos puntos.

Una de las recomendaciones más importantes para los usuarios, fue la de “no amedrentarse por comunicados que alimenten el temor”, y también sugirieron a los inversores que se dediquen a “invertir tiempo y esfuerzo en el estudio de los criptoactivos y mercados en los que deciden invertir sus ahorros, para conocer los riesgos que cada uno está dispuesto a asumir, pero también para conocer el importante potencial que puede representar para ellos y para una sociedad más justa y un gobierno más transparente”.

Cabe tener en cuenta que, desde la ONG Bitcoin Argentina, remarcaron que comparten una apreciación de base, de que nuevas tecnologías podrían “contribuir a promover una mayor eficiencia e innovación financiera”.

Además, aclararon que esa convicción está sumada a una perspectiva de real inclusión financiera para las personas más marginadas de las posibilidades de inversión y de protección del valor de sus ahorros, a la posibilidad de un estado más transparente y sin corrupción, que mueven los permanentes esfuerzos de la ONG Bitcoin Argentina por difundir y educar en el uso sano, seguro y legal de los criptoactivos y de las Tecnologías de Registro Distribuido (DLT).

Entre otras cosas, destacaron lo siguiente:

  • que a pesar de los riesgos tecnológicos y de crédito que se mencionan, los protocolos blockchain de algunos criptoactivos descentralizados ─en particular de Bitcoin─ son extraordinariamente seguros, y nunca han podido ser violentados,
  • a diferencia del dinero y valores tradicionales que exigen usar un banco o intermediario financiero para su gestión eficiente, los criptoactivos permiten un grado de seguridad mucho mayor y con menor esfuerzo.
  • que a diferencia de la depreciación, manipulación y consecuente desinterés en las monedas de curso legal, algunos criptoactivos han mostrado crecimiento, certeza y adopción global.
  • que a pesar de la volatilidad de los mercados de criptoactivos, la gran mayoría de las stablecoins han demostrado una notable estabilidad en su valor vinculado al dólar estadounidense, y que esa estabilidad se logra en según los casos, por el crédito del emisor, por el valor de su colateral (que, a diferencia de lo que destaca el comunicado del BCRA y la CNV, es ideal que no sea en moneda de curso legal sino en otros  criptoactivos) y/o por el funcionamiento de su protocolo y garantías auditables.

Bitcoin, como activo financiero global 

Sergio Bravo, co-fundador de Defiant, fue consultado sobre el comunicado del Banco Central y respondió: “Análogamente a la situación regulatoria global, el BCRA se alineará con las directivas de entidades financieras internacionales utilizando narrativas de ciclos previos para justificar la ilegalidad de las criptomonedas”.

Luego agregó: “Por otro lado, con apoyo de inversores institucionales y con un ecosistema más avanzado en desarrollo, nos encontramos cada vez más cerca de considerar a Bitcoin como un activo financiero global y de adopción masiva. La estabilidad que aportarán las stablecoins será fundamental. Es sólo cuestión de tiempo”.

Siguiendo la línea de las stablecoins, cabe recordar que la moneda estable DAI se posicionó como una alternativa práctica en Argentina, minimizando riesgos en un mercado volátil.

Mariano Di Pietrantonio, director de Marketing para América Latina de MakerDAO, explicó: “DAI, como activo y moneda sigue sumando casos de uso. Permite cobrar por servicios de manera global haciendo que muchos emprendedores y freelancers puedan ampliar su mercado de manera sustancial”.

“DAI fue la primera stablecoin que allanó el camino en Latinoamérica comenzando desde Argentina para crear oportunidades para todos”, agregó.

Proteger derechos

Desde Status, han remarcado la importancia de respetar a los usuarios. Es así, que desde esa firma, conocida por una cryptowallet con fuerte foco en la privacidad, comentaron: “Status es una herramienta de comunicación diseñada para proteger nuestros derechos humanos básicos. Concretamente el derecho a la seguridad y privacidad en nuestra comunicación. Tenemos la misión de garantizar que las personas puedan hablar libremente sin temor a la censura y reclamar autonomía sobre sus fondos”.

“Internet ha sido controlada por algunas corporaciones, para recopilar y vender datos. Status utiliza tecnología de punta para brindar una herramienta de comunicación privada y segura, utilizando un modelo peer-to-peer (de usuario a usuario) que evita que terceros controlen los datos de los usuarios”, concluyeron.

*Análisis de Arigato Consulting