El Banco Central dispuso esta tarde una modificación en las subastas de Leliq: cambiarán los plazos y la modalidad de licitación. La autoridad monetaria además acompaña con una fuerte reducción en la tasa de política monetaria, que bajó dos puntos porcentuales este viernes y acumula un recorte de 13 puntos porcentuales desde el 10 de diciembre.

A través de un comunicado, la entidad que dirige Miguel Pesce explicó: "Con el objetivo de mejorar la transmisión en la tasa de política monetaria y favorecer un mejor control de las condiciones de liquidez, a partir del martes 21 de enero, el Banco Central de la República Argentina ( BCRA) ofrecerá al mercado Letras de Liquidez (Leliq) a 7 y a 14 días de plazo". Las subastas de Leliq se realizarán los martes y jueves con un único llamado diario, finalizando por lo tanto la modalidad actual de dos llamados por día hábil.

Y agregó: "El coeficiente a ser utilizado para el cálculo de la tasa de pases pasivos a un día se mantendrá sin cambios la próxima semana para luego, a partir del 27 de enero, reducirse a 0.5. Esto permitirá tender a un alargamiento de los plazos de maduración de los pasivos remunerados de este BCRA".

Como adelantó BAE Negocios, la autoridad monetaria busca reconstruir la curva de rendimientos en pesos e ir hacia una política de absorción monetaria con instrumentos de más largo plazo. Sin embargo, la meta es la emisión de Leliqs a 30 días, con un mercado secundario líquido en el que puedan ser negociadas.

Días atrás el propio Pesce se comprometió ante bancos y Fondos Comunes de Inversión a defender el precio de los títulos públicos locales. A cambio obtuvo una mayor demanda por parte de estas entidades en la última licitación de letras del Tesoro, el martes de esta semana. Ganó así un paso más en su batalla por recomponer la curva de rendimientos en moneda local.

Por otro lado, el foco del organismo a cargo de Pesce está puesto en la reactivación del crédito productivo vía la baja de tasas. El apretón monetario que implementó el ex titular del BCRA, Guido Sandleris, produjo un desplome en los préstamos al sector privado: arrojaron una merma de 25,2% en términos reales.