En paralelo a la negociación con los bonistas para reestructurar los bonos bajo legislación extranjera, el Gobierno avanzó en su agenda de desdolarización de los pasivos. En lo que va del año, el peso de la deuda en dólares en el total de los pasivos con jurisdicción argentina se redujo en 17 puntos porcentuales al pasar del 44% al 27%. Se trata de una tendencia que buscará profundizar en el canje local, que se lanzará en los próximos días e incluirá una pesificación opcional. En Economía son optimistas y esperan una importante conversión.

Un informe que publicó esta tarde la Secretaría de Finanzas destacó que, a través de distintintos canjes realizados desde febrero, la deuda de corto plazo (la que vencía en los siguientes 12 meses) denominada en dólares bajo legislación local disminuyó 52,4%.

Esto fue el resultado de la pesificación de instrumentos por USD7.839 millones, lo que equivale a $504.427 millones. "El equivalente a USD1.558 millones corresponden al Bono Dual AF20, USD5.881 millones a Letes y USD400 millones a Lelink", señaló el reporte oficial.

Si se toma el stock total de deuda pública bajo legislación local, y no sólo el tramo corto, la secretaría a cargo de Diego Bastourre destacó que la participación de títulos en dólares sobre el total se achicó en 17 puntos porcentuales, mientras que el peso de la deuda en pesos subió en la misma proporción.

Para este proceso fue clave la creciente normalización del mercado de deuda en moneda local. Al respecto, Finanzas celebró dos logros de julio. Por un lado, haber alcanzado un porcentaje de refinanciamiento de los vencimientos en pesos del 119% (el segundo más alto del año después de mayo) que dejó recursos netos para el Tesoro por $38.993 millones.

Por otro, el haber comprimido en 356 puntos básicos la curva de rendimiento en CER, es decir, la tasa que pagan en el mercado los títulos que se ajustan por inflación. En la parte media de la curva, la baja respecto del nivel de fines de junio fue aún más acentuada: de 500 puntos básicos.

"A su vez, se destaca que el tramo más corto de la curva se encuentra sobre la par, presentando rendimientos menores a su cupón de emisión. Esto evidencia la confianza sostenida del mercado en los instrumentos del Tesoro, a la vez que reduce ampliamente el costo de endeudamiento en el mercado local", señaló el informe.

Esperan una importante pesificación en el canje local

La reestructuración de títulos en dólares bajo legislación argentina por USD41.714 millones, cuyo proyecto fue aprobado por el Congreso y promulgado por el Ejecutivo la semana pasada, es una oportunidad para continuar con la desdolarización. Es que, además de plantear términos equitativos a los acordados con los bonistas extranjeros para el canje de bonos ley con Nueva York, incluirá una opción de pesificación para las Letes remanentes y para los Bonar más cortos. Estos papeles podrán ser canjeados por bonos ajustados por CER a 2026 y 2028.

Si bien evitó dar una proyección concreta de cuánto esperan pesificar, una fuente oficial le dijo a BAE Negocios que en el Palacio de Hacienda son "optimistas respecto que va a ser una opción que será utlizada".

Los principales instrumentos con potencial de pesificación son el remanente de las Letes (el 65% del stock recibido ya fue convertido a pesos pero aún quedan unos USD3.200 millones) y los Bonar 2020 y 2024 (suman unos USD15.800 millones).

Santiago López Alfaro, socio de Delphos, estimó que en el canje local podrían pesificarse entre USD3.000 y USD4.000 millones más. De confirmarse, el total desdolarizado se acercaría a los USD12.000 millones. Otro analista del mercado, que prefirió el off, fue aún más optimista: calculó que en la reestructuración se convertirán entre USD6.000 y USD7.000 millones.

En cualquier caso, sería un volumen importante si se tiene en cuenta que en la última conversión del 17 de julio, la más abultada, se canjearon USD4.109 millones.

Lo cierto es que, más allá de las preocupaciones, la fuerte suba del dólar MEP y del contado con liqui (CCL) de las últimas ruesdas incrementó las expectativas de pesificación. Es que muchos inversores demandaron Bonar 2020 y Bonar 2024 (en dólares) con la intención de pasarse a Boncer 2026 y Boncer 2028 en el canje. Un arbitraje que dejará jugosos réditos ya que el tramo más largo de la curva en CER muestra mayores rendimientos.

Lo señaló el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una reciente entrevista: "No es un recalentamiento lo que ocurrió en los últimos días. Es una señal positiva: hay inversores que como ven muy positivo el canje, entonces compran el bono en dólares que se usa en el contado con liquidación para luego canjearlo por un bono en pesos. Cuando se realice en canje en dólares bajo ley local, eso se revierte. Nos vamos a quedar con más deuda pesificada. Está ocurriendo un arbitraje. Para la economía es positivo".

"La pesificación puede ser lo suficientemente grande como para haber presionado al CCL. Me parece caro $130 si sale bien el canje. Para mí se cae el precio", analizó López Alfaro.

Como incentivo para la pesificación, Economía ofreció plazos más cortos para los títulos en moneda local y la posibilidad de no recibir ninguna quita de capital (quienes se queden en dólares tendrán un recorte del 3%).

La operación local se lanzará en los próximos días, una vez que haya sido formalizada ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) la enmienda a la oferta de canje externo por USD66.200 millones. Economía trabaja a contrarreloj para llegar a enmendar este viernes y cumplir con el cierre del período de suscripción pautado para el 24 de agosto en la última prórroga.

Como la oferta debe estar abierta durante un lapso mínimo de diez días, fuentes oficiales le dijeron a este diario que, si no llega a tiempo para enviar la versión definitiva mañana, se correría "un par de días el vencimiento" del 24. Sin embargo, ratificó que la fecha de liquidación se mantendrá: "el 4 de septiembre no se toca". Se trata del día en que el Gobierno también prevé ejecutar el canje local, como adelantó BAE Negocios.

Luego del canje local, se avanzará en dos subastas en sentido contrario. Es decir, se licitarán bonos en dólares por USD1.500 millones que surjan de la reestructuración para darle salida a grandes fondos extranjeros que están posicionados en pesos y, en la jerga de Finanzas, "desinfectar" la curva en moneda local. Serán el 29 de septiembre y el 27 de noviembre. Con ellas, el Gobierno espera evitar de presiones cambiarias ante grandes vencimientos.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Economía prepara una visita presencial del FMI y busca llevar certidumbre al mercado

Economía prepara una visita presencial del FMI

El FMI confirmó la visita de una misión a comienzos de octubre para avanzar en la negociación con el Gobierno

Gerry Rice, vocero del FMI, confirmó una misión técnica del organismo para comienzos de octubre

El consumo en supermercados creció 1% interanual en julio

El consumo en supermercados creció 1% en julio

Dólar: pese a las nuevas restricciones, la fuga de fondos extranjeros continúa e impulsa la brecha cambiaria

La fuga de fondos extranjeros continúa e impulsa la brecha

A una semana del ajuste al cepo, sigue paralizada la operatoria del dólar ahorro

¿Por qué sigue paralizada la venta de dólar ahorro?

El Gobierno busca anclar las expectativas para contener la volatilidad cambiaria

Test del Gobierno para contener la tensión cambiaria

Supercepo: afloja el dólar paralelo pero el Central vuelve a vender reservas por baja oferta

Pese al supercepo, el Central no logra frenar la venta de reservas

FMI sobre el Presupuesto y el ajuste del cepo al dólar: "Estamos evaluando las medidas y las discutiremos con el Gobierno"

El FMI dice que discutirá con el Gobierno el ajuste del cepo

Dólar: el Gobierno asegura que el salto estaba previsto y espera que la brecha afloje

Dólar: el Gobierno asegura que el salto estaba previsto

Pese al endurecimiento del cepo al dólar, el Gobierno consiguió $14.000 millones para el Tesoro

Pese al cepo recargado, Economía consiguió $14.000 M