El Gobierno logró captar $33.080 millones en el mercado local con una nueva licitación de Letras del Tesoro (LETES) que le permitieron postergar vencimientos para julio y diciembre próximos, mientras continúa avanzando en la reestructuración de cerca de USD68.000 millones con bonistas extranjeros.

La Secretaría de Finanzas informó que adjudicó ese miércoles $4.080 millones con una letra a descuento, con vencimiento el 1 de julio, a una tasa nominal anual del 30,70% y una tasa efectiva anual de 34,45%.

También colocó otros $29.000 millones en una Lete ajustable por CER (Lecer) que vence el 4 de diciembre próximo, a una tasa nominal anual de 1,75% y una efectiva, de 1,76%.

El Ministerio de Economía indicó que en la licitación recibió 73 órdenes de compra para suscribir los nuevos instrumentos por un total en conjunto de $34.350 millones.

La cartera que conduce Martín Guzmán destacó que las tasas de adjudicación de los nuevos títulos "se ubicaron en niveles consistentes con los lineamientos para la sostenibilidad de la deuda", que el martes por la noche presentó el ministro ante la prensa.

Además señaló que con las licitaciones de deuda "se ha continuado y acelerado la agenda de nacionalización del mercado de deuda en pesos".

El comunicado difundido este miércoles por Finanzas resaltó que "a pesar de las dificultades operativas que impone el nuevo contexto internacional y local" sigue manteniendo su compromiso "con la construcción de un perfil de deuda sostenible que contribuya a estabilizar la economía y a recuperar un sendero de crecimiento consistente en el tiempo".

En abril tienen lugar los mayores vencimientos de deuda en pesos, fundamentalmente concentrados en el vencimiento del título Boncer 2020, que ajusta por CER.