El Gobierno oficializó este jueves la creación del Fondo de Emergencia Financiera Provincial por $120 mil millones que serán distribuidos a los 24 distritos en tres pagos. Concede un periodo de gracia para su devolución y será financiado por el Tesoro Nacional y recursos de la partida Fiduciaria para el Desarrollo Provincial. 

Como instrumento de asistencia financiera frente al desplome en las arcas provinciales por la entrada en vigencia del aislamiento preventivo, la Casa Rosada reglamentó este jueves en el Boletín Oficial la partida que será entregada desde este mes hasta mayo. 

De esta forma, el Estado nacional transferirá 60 mil millones de pesos por medio del Tesoro Nacional, lo que acelera aún más la plaza monetaria que registró una suba récord en marzo del 35%, en tanto que el restante estará compuesto por el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. En este último aporte, el Ministerio del Interior será el encargado de ejecutar la otorgación a las provincias y establece un "convenio bilateral" entre las jurisdicciones. Así, deberán cumplir con:

a. Monto y modalidad del/ de los desembolso/s.

b. Conceptos y rubros a financiar.

c. Programación fiscal y financiera de la jurisdicción participante.

d. Condiciones de reembolso.

e. Amortización del Capital: 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas.

d. Período de Gracia: hasta el 31/12/2020.

La puesta en marcha de la partida de asistencia financiera se dio después de la reunión que mantuvo el Presidente con los gobernadores en medio de la negociaciones por la extensión del aislamiento preventivo por coronavirus. En tanto, algunas provincias ya recurrieron a instrumentos locales para afrontar el desplome en los ingresos fiscales. Córdoba anunció este lunes la creación de un bono transferible por $9 mil millones de pesos para el pago de proveedores, mientras Buenos Aires busca iniciar la reestructuración de su deuda por USD7.148 millones.