El Gobierno argentino presentó hoy ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) una declaración para emitir bonos y cupones por unos 50.500 millones de dólares que serán destinados al canje de deuda que se encarará a partir de mañana.

Tal como adelantó BAE Negocios, el Ejecutivo ya tiene lista una oferta de reestructuración para los bonistas endurecida, que incluirá una fuerte quita y un amplio período de gracia.

Adrián Nador, economista y diplomático que se desempeña como encargado de negocios de la Embajada argentina en Washington fue quien realizó la presentación, según indicó NA, que anticipa un inminente canje de deuda

El pedido de autorización para la emisión de los bonos fue puesta en copia a Andrés de la Cruz, socio del bufete de abogados Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, experto en la materia y con sede en Nueva York.

En el texto presentado ante la SEC, el Gobierno aclara que la fecha aproximada de inicio de la venta propuesta al público es "después de que esta declaración de registro entre en vigencia", una clara indicación de que la oferta a los tenedores de bonos será pronto.

La declaración de registro contiene un prospecto, que consta de una portada, una tabla de contenido, páginas numeradas de la 1 a la 37 y una contraportada, relacionada con títulos de deuda de la Argentina con un monto total máximo de capital de 51.652.645.202 dólares o su equivalente en una o más monedas o unidades monetarias, que pueden ofrecerse y venderse en los Estados Unidos a partir de la fecha de vigencia de esta declaración de registro.

La información sobre precios, los términos particulares de dicha oferta o venta y otros asuntos se incluirán en uno o más suplementos de prospectos presentados de acuerdo con las normas y reglamentos de la la SEC, dice el texto.

El monto de nuevos títulos que pretende escribir el Gobierno da la pauta de que la oferta a los bonistas será con una fuerte quita, dado que en el decreto 250/2020 publicado el 9 de marzo el Gobierno había precisado que la cantidad de deuda a renegociar asciende a 68.842.528.826 millones de dólares.

Mientras tanto, el riesgo país, diferencial de tasa entre bonos soberanos y similares de Estados Unidos, saltaba en la apertura un 4,4% hasta superar los 4.000 puntos básicos, en respuesta a la caída en los precios de los títulos públicos.