El Ministerio de Economía anunció este martes el lanzamiento de títulos en moneda extranjera por un total de USD1.500 millones para lo que resta de 2020, con los que buscarán fundamentalmente dar salida a tenedores extranjeros de bonos en pesos que aún hoy siguen posicionados en el mercado local y generan inestabilidad cambiaria ante grandes vencimientos de deuda.

"Esta operación ayudará a resolver varias de las tensiones existentes en los frentes cambiario y financiero, y permitirá tener una curva en pesos más estable y normalizada, y acceder a financiamiento neto para el Tesoro", dijo el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, en un encuentro con periodistas del que participó BAE Negocios, donde estuvo también presente el subsecretario de Finanza, Ramiro Tosi.

En concreto, se trata de una serie de subastas programadas, en las cuales se tomarán títulos en pesos a valor técnico y se subastará el nuevo bono en dólares a largo plazo en una puja por precio hasta las cantidades máximas a ser emitidas. Habrá tres licitaciones en lo que resta del año, el 7 de agosto, el 25 de septiembre y el 27 de noviembre, y cada una tendrá un tope a colocar de USD500 millones.

Los instrumentos en dólares a subastar serán los nuevos títulos que surjan del tramo local del canje de deuda en moneda extranjera, que tendrá un tratamiento similar a los USD66.248 millones de deuda externa que el Gobierno hoy negocia bajo acuerdos de confidencialidad con los bonistas.

Según explicaron los funcionarios, esto significa que Economía espera haber reestructurado de forma generalizada la deuda en dólares tanto bajo ley extranjera como bajo jurisdicción argentina antes de que termine julio.

La idea es que estas nuevas subasta continúen en los próximos años, en los que también hay vencimientos de títulos con fuerte presencia de tenedores extranjeros. El calendario de del próximo año se comunicará en forma simultánea al envío al Congreso del proyecto de Presupuesto 2021.

El lunes vence el Botapo 2020, un compromiso por $130.000 millones, donde el fondo californiano Pimco concentra más el 66%, junto a casi $29.000 millones de una Lebad. En Finanzas confían en conseguir un alto porcentaje de refinanciación en la subasta que se anunciará mañana y se realizará el jueves. En caso de no poder rollear el 100%, los funcionarios explicaron que el exceso de financiamiento conseguido en mayo ($70.000 millones) y la semana pasada ($10.000 millones más) representa un colchó con el cual afrontar el Botapo. "El vencimiento se paga", confirmó Bastourre.

"Esperamos que, tras el rolleo de este bono, la curva en pesos quede totalmente normalizada y por eso apuntamos a soluciones estructurales y a un horizonte de más largo plazo, como las nuevas subastas que realiaremos", agregó el secretario.

En el Palacio de Hacienda señalan que el Botapo es el último gran escollo del segmento en pesos. El anuncio de hoy podría ayudar a sortearlo ya que le da garantía a los fondos de Wall Street -en este caso a Pimco- de que podrán dolariazrse a través de estas operaciones a partir de agosto.

Pimco y muchas de otras firmas extranjeras también son tenedoras de deuda externa, por lo que estas subastas también resultan ser un gesto para que suscriban a la oferta que hoy negocia el ministro de Economía, Martín Guzmán, bajo acuerdos de confidencialidad. Así lo leyeron distintos actores del mercado.

Bastourre señaló que, pese a los avances en la normalización de la deuda en moneda local, "todavía hay un problema heredado que no pudimos solucionar, que es la presencia de numerosos inversores externos en pesos en la curva de pesos".

Y agregó: "La curva en pesos está infectada como resabio de la crisis de 2018. Hay inversores que llegaron al país a hacer carry trade a través de instrumentos del BCRA. Algunos de ellos fueron protagonistas de la masiva salida de capitales que hubo durante la administración anterior y algunos se quedaron en otros tipos de instrumentos del Tesoro. Uno de ellos es el Botapo".

"Es gente que posiblemente nunca debería haber estado operando así. No son actores que estructuralmente demanden pesos. Tarde o temprano van a migrar a dólares", completó Bastourre.

Aún hay vencimientos pendientes en moneda local por unos $770.000 millones en lo que resta de 2020, de los cuales el 30% está en manos de fondos extranjeros.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Brecha en baja: por las señales monetarias y las intervenciones oficiales, el contado con liqui cayó 16% en cuatro ruedas

Brecha en baja: el contado con liqui cayó 16% en cuatro ruedas

Subasta clave para el dólar: Economía hizo una megacolocación de deuda y le devolverá otros $100.000 millones al Central

Economía hizo una megacolocación y reduce asistencia del Central

La intervención oficial pisa el CCL y Economía busca dar una fuerte señal monetaria para contener la brecha

Intervención y prudencia monetaria, la estrategia para la brecha

Más señales al mercado: el Gobierno lanza una megalicitación y apaga la maquinita en octubre

El Gobierno lanza una megalicitación y apaga la maquinita

Bonistas del canje cuestionaron al Gobierno y presionan para un acuerdo con el FMI que acelere el ajuste

Dennis Hranitzky, asesor del grupo de bonistas Exchange y exabogado de Paul Singer

Sin impacto de las medidas, hubo una fuerte intervención oficial con venta de bonos para contener la brecha

Fuerte intervención oficial para contener la brecha

El Gobierno busca reducir el financiamiento monetario del déficit al 40% en 2021

Buscan bajar el financiamiento monetario del déficit a 40% en 2021

Dólar: Guzmán impone su estrategia para bajar la brecha y mantiene los controles en el oficial

Dólar: Guzmán impone su "solución de mercado"

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha con señales al mercado

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"