El Gobierno oficializó hoy la emisión de Letras del Tesoro intransferibles por más de 76 mil millones de pesos, con vencimiento el 23 de junio de 2020, a ser suscriptas a la par por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. La decisión se formalizó por medio de una resolución conjunta de las Secretarías de Finanzas y de Hacienda, publicada este viernes en el Boletín Oficial. La gestión de Mauricio Macri también se había financiado a través del FGS para rollear vencimientos de corto plazo.

Las Letras, por un total de 76.323.532.130 millones de pesos, tienen como fecha de emisión y suscripción el 26 de diciembre de 2019, con plazo de vencimiento a los 180 días y precio de suscripción a la par.  "En ese marco se ha acordado con las autoridades del FGS la suscripción de Letras del Tesoro en Pesos precancelables, a 180 días de plazo", justificó la Casa Rosada.

La amortización será íntegra al vencimiento y devengará intereses a la tasa nominal anual equivalente a BADLAR Privada más 300 puntos básicos. Los intereses serán pagaderos íntegramente al vencimiento y serán calculados sobre la base de los días efectivamente trascurridos y la cantidad exacta de días que tiene cada año, de acuerdo con lo dispuesto.

La moneda de emisión, suscripción y pago son los pesos, mientras que la forma de colocación, por suscripción directa y estas Letras serán intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales.

El Poder Ejecutivo recordó que el decreto 668 del 27 de septiembre de 2019, dispuesto por el Gobierno anterior, estableció que hasta el 30 de abril de 2020, las Jurisdicciones y Entidades del Estado Nacional, así como la totalidad de las empresas, entes y fondos fiduciarios, y los fondos y/o patrimonios de afectación específica administrados por cualquiera de los organismos, sólo podrán invertir sus excedentes transitorios de liquidez mediante la suscripción de Letras emitidas a no más de 180 días por el Tesoro Nacional.

El gobierno anterior, bajo la órbita de Mauricio Macri, también se financió con fondos de la Anses. A ocho días de abandonar su cargo, tomó 5 mil millones de pesos y más de 384 millones de dólares del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) para financiamiento de corto plazo, devengados los intereses a la tasa Badlar para bancos públicos más 500 puntos básicos.

El vencimiento de las Letes emitidas será en 2020, por lo cual le tocará afrontarlo al presidente electo, Alberto Fernández, y se suma a otros pagos por deuda pública que heredará de la actual gestión. Según justificó el Gobierno en su momento, el FGS contaba con "excedentes transitorios de liquidez" que le permitieron emitir las Letras del Tesoro.