El apoyo del FMI a la postura oficial, respecto a la insostenibilidad de la deuda, debilitó a una de las dos partes de la negociación entre Gobierno y acreedores. Sin demasiado espacio para futurologías, si bien de corto plazo se esperan algunas reacciones negativas en el mercado, se destaca que los bonos ya habían acusado recibo del endurecimiento de la postura oficial. En el mediano y largo, el aval del Fondo aporta parcialmente a que se arribe a un acuerdo, punto que será clave para el repunte de la economía local.

Y es que no hay análisis económico que no lo haya destacado en los últimos meses: el devenir de la economía, y en particular la capacidad del Gobierno de hacer políticas fiscal y monetaria expansivas, depende de un arreglo virtuoso con sus acreedores. Si bien el partido no está ganado ni mucho menos, la noticia del comunicado fue recibida como una brisa de optimismo en el Ministerio de Economía.

Consultada por BAE Negocios, la jefa de Investigación y Estrategia de AdCap, Paula Gándara, dijo: "No descarto que pueda haber un ajuste a la baja en los valores de los bonos locales. Pero lo cierto es que el mercado ya lo estaba descontando y los precios cayeron después de que el ministro de Economía hablara la semana pasada. Ya están priceados a una situación de bastante haircut. Me resultaría raro que baje de esos niveles aunque no niego una reacción negativa en el corto.

"Ahora, que el Fondo apoye a Argentina, acerca a un acuerdo favorable. Es un paso hacia evitar el default puro, que es un escenario muy difícil. El tema es qué condición de crédito queda después. Pero ayuda a la negociación. Algunos inversores van a caer en la cuenta de que si el Fondo dice que hay un problema de sustentabilidad, entonces el discurso de Guzmán es legítimo. Lo cierto es que había inversores que sostenían que el FMI los iba a ayudar con una actitud un poco más laxa. Es una buena noticia, en términos generales", añadió.

Las condiciones de salida de la deuda local son, justamente, la clave para el director de Eco Go, Federico Furiase: "Esto le agrega ruido a la negociación. Es una señal de que el FMI está alineado en que no hay margen para ajuste fiscal y eso puede ser una mala señal para bonos en el corto plazo y para la exit yield".

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, coincidió con Gándara: "La postura del Fondo va a flexibilizar a los privados. Es una voz de autoridad y marca un cambio importante respecto a 2001, cuando no ayudó para nada. La economía local depende 100% de la negociación y esto es una señal positiva, pero por sí sola no soluciona nada. Puede haber repercusión negativa en el riesgo país pero lo cierto es que sin un acuerdo los bonos caerían más".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El Central tentó a los ahorristas y los plazos fijos crecieron 9,7% real

El Central tentó a los ahorristas y los  plazos fijos crecieron 9,7% real

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

La city y un escenario sombrío

La city y un escenario sombrío

La táctica del BCRA para acortar la brecha

La táctica del BCRA para acortar la brecha

La tasa de inversión cae a niveles del 2002 

La tasa de inversión cae a niveles del 2002 

La recaudación tributaria de junio cayó 15,4% real

La recaudación tributaria de junio cayó 15,4% real