El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, estimó que el cepo al dólar continuará durante lo que resta del año. "No me imagino que en el 2020 se pueda comprar más de 200 dólares”, indicó.

En una entrevista con radio La Red, advirtió que en el contexto económico actual "es posible un default", pero que le adjudica "pocas probabilidades". "Estamos en una negociación, el Gobierno va a hacer una oferta que puede ser aceptada o rechazada. Lo que sí, el Gobierno no va a aceptar ningún tipo de propuesta que no sea sustentable en el corto y en el largo plazo".

"Yo creo que va a haber una oferta consistente y que hay altas probabilidades de que los acreedores la acepten, pero eso no depende del Gobierno", analizó, en relación a los privados, y sostuvo que es "optimista" en cuanto a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Respecto al cepo al dólar, planteó: "Hay una relación directa entre la regulación cambiaria y los ingresos reales de la gente, lo que la gente puede comprar con los niveles de inflación. Si nosotros liberamos el acceso al mercado de cambio, sin que haya un aumento importante de las exportaciones, lo que vamos a tener es una nueva devaluación y una nueva caída del salario real, que es algo que nadie quiere con los niveles de pobreza e indigencia que tiene la Argentina".

"Lo primero que tiene que suceder es que aumenten las exportaciones, que superen los 80 mil millones de dólares, y después empezaremos a ver. Sobre lo primero que vamos a actuar es sobre las regulaciones que tienen que ver con la relación comercial y económica de la Argentina con el exterior, y después empezaremos a revisar estas otras medidas, que tienen que ver con la demanda para ahora", continuó.

Ante el planteo de que para que los ahorristas puedan comprar más de 200 dólares en 2020 deberá haber un aumento de las exportaciones, indicó: "No me imagino que esto pueda ocurrir en 2020".

En cuanto al nivel de reservas en Argentina, aseguró que son "aceptables" y "suficientes para sortear las obligaciones que tiene el Gobierno y los riesgos que pudiera haber, con ingreso de divisas, una mala cosecha o cualquier evento de riesgo, lo podríamos afrontar sin problemas". "Las reservas están en el orden de los 45 mil millones, un poco menos de esa cifra", detalló.

Para Pesce, la cotización del dólar es "razonable para nuestra nuestra competitividad y las necesidades que tenemos de exportaciones. No tenemos ninguna queja conrespecto a atrasos del tipo de cambio", destacó, y en cuanto a la aplicación del impuesto PAIS remarcó que "si no hubiera regulaciones cambiarias, la demanda de divisas sería mucho mayor, el tipo de cambio sería más alto, los salarios serían más bajos, y tendríamos más pobres en la Argentina".

Consultado sobre si el valor del dólar debe acompañar la inflación, sostuvo que, aunque entran en juego otras variables, la intención del Gobierno es que "el tipo de cambio no se atrase en términos reales".

También destacó que el Gobierno bajó la tasa de interés de referencia en 23 puntos. "Hace dos meses que asumimos, hace dos meses cambió el programa económico. No estábamos conformes con el programa de créditos que había, y no estamos conformes con la actitud de algunos bancos con respecto a esto", defendió.

En cuanto a la expectativa de inflación para este año, evitó hacer estimaciones. "El Banco Central y en general los economistas hemos perdido credibilidad haciendo pronósticos, ya ni de mediano plazo, de corto plazo. Lo que vemos es que la estrategia para combatir la inercia inflacionaria está dando efecto. Tuvimos una baja importante en enero. Creemos que eso va a ocurrir en febrero y en marzo también. Ahora, no me pida un pronóstico, porque vuelvo a afectar la credibilidad de la institución que presido. Estamos seguros de que vamos a un proceso de desaceleración inflacionaria muy importante, y los hechos lo van a mostrar".

"La credibilidad del Banco Central y de la profesión económica está en cuestión por los yerros que hubo en los últimos años con respecto a los pronósticos", subrayó.