La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y su impacto en la economía, así como las renovadas tensiones geopolíticas con el recrudecimiento de la crisis entre Estados Unidos y China con las presidenciales estadounidenses de fondo impulsaron al alza la cotización del oro.

Este lunes 27 de julio, la cotización del oro marcó un nuevo máximo de 1.944,71 dólares por onza, después de dejar atrás los niveles récord registrados en el verano de 2011.

La cotización del metal precioso anotó una subida superior al 2%, que eleva a más del 28% la escalada del valor de la onza de oro en lo que va de año, lo que lo convierte en uno de los activos más destacados de 2020.

La escalada del precio del oro coincide con el aumento de las tensiones políticas entre Estados Unidos y China, mientras persisten las tiranteces comerciales entre ambas potencias, como prólogo de la publicación de las primeras estimaciones de PIB del segundo trimestre para la economía estadounidense  y la eurozona.