Los mercados continuan cayendo de forma abrupta a medida que la epidemia del coronavirus (COVID-19) avanza en el mundo y amenaza con convertirse en una pandemia, pero también ha traído cierta racionalidad a algunos activos que parecen operar en medio de una burbuja.

"Las estadísticas del coronavirus no parecen sobrepasar a otras experiencias anteriores que provocaron mínimas caídas en las bolsas globales.  Creemos que una de las razones de la reacción actual tiene que ver con la rápida diseminación global", mencionó un informe de Delphos Investment.

Pero agregó que también está relacionado "con el elevado nivel de precio de muchos activos de riesgo. La denominada burbuja tecnológica y ESG había llevado los precios a niveles extremadamente irracionales". 

"¿El virus trajo cierta racionalidad al mercado? Parece haber sido una razón para que los inversores pongan los pies sobre la tierra", apuntó Delphos. 

Gran parte del rally iniciado en octubre de 19 se ha evaporado. El Dow Jones lo borró en un 100%, el S&P 500 en un 80% y el Nasdaq en un 50%. 

"El problema es que los emergentes sufrieron también las consecuencias de esta corrección sin haber participado de la fiesta 'burbujeante'", completó el informe. 
 

Delphos consideró que, sin fiesta y con estos ajustes, los emergentes no detentan valuaciones elevadas, pero el contagio por EE.UU. parece mandar en estos últimos días.