Tras un breve alivio en octubre, la morosidad volvió a subir en noviembre, mientras que el crédito continuó en picada.

El ratio de irregularidad de las financiaciones al sector privado alcanzó el 5% en el mes, según el Informe sobre Bancos publicado ayer por el Banco Central. Esto significa un aumentando 0,2 puntos porcentuales con respecto a octubre y de 2,2 puntos porcentuales en comparación con igual mes de 2018.

El incremento de los créditos en mora estuvo impulsado por el segmento destinado a las empresas, en donde la irregularidad llegó a 5,7%, con un alza de 0,4 puntos porcentuales en relación al mes previo. El coeficiente de morosidad de los préstamos a las familias se mantuvo sin cambios en torno a 4,4% y la mora de los créditos hipotecarios a los hogares continuó en valores relativamente bajos en el mes: 0,6% de la cartera para los denominados en UVA y 0,8% para el resto, informó el BCRA.

La crisis económica continuó haciendo mella sobre el mercado crediticio. El saldo de crédito en pesos al sector privado se redujo en noviembre 2,1% en términos reales. Casi todas las líneas crediticias mostraron caídas en términos reales, con excepción de las tarjetas de crédito. Los préstamos en moneda extranjera cayeron aún más fuerte: 7,4% respecto a octubre (medido en moneda de origen).

En la comparación interanual, el crédito en pesos al sector privado cayó 20,7% real en noviembre y el crédito en moneda extranjera, 29,9%.

El saldo de préstamos a las empresas (en moneda nacional y extranjera) se redujo 5,8% real en comparación con octubre y 24% real respecto de noviembre de 2018. La variación mensual fue explicada principalmente por el crédito a la industria.