El crédito productivo pegó un salto de 14,6% real en marzo, impulsado principalmente por los adelantos. Con todo, los industriales, y en particular los pyme, reclaman que las líneas no están llegando a las empresas que realmente lo necesitan. Los préstamos al consumo, en cambio, siguen cayendo de la mano con la depresión de la actividad. En los primeros 23 días del mes mostraron una contracción real de 3,6%. La expectativa es que los de tasa 0%, con subsidio oficial, generen un rebote.

Tanto desde la UIA como desde Industriales Pymes Argentinos (IPA) coinciden en los reclamos al Gobierno (que fueron llevados formalmente) por la dificultad de acceso que encuentran las empresas más pequeñas, pese al esfuerzo de emisión que realizó el Central durante marzo para inyectar liquidez al sistema. En ese sentido, la complicación es que aquellas empresas que logran superar las evaluaciones de riesgo de los bancos son aquellas que en realidad menos necesitan de un préstamo para sobrevivir.

Por el lado del consumo, la cuestión es particularmente problemática: aunque la dinámica salarial mostró leve recuperación en la previa a la crisis sanitaria, los ingresos continúan deprimidos y eso es a la vez causa de la contracción en los préstamos y a la vez un sinsalida para los hogares que no logran llegar a fin de mes ni con sus sueldos ni con la ayuda del crédito (un informe de Cerx mostró esta semana que el 80,8% de los hogares está endeudado). El stock muestra que no hay creación por ese lado.

Tanto el crédito productivo como el destinado al consumo venían en baja durante el último año y medio, de la mano de la recesión económica. El Covid-19 generó una política activa del Gobierno inclinada hacia el intento de activar el productivo, aunque hasta acá la lectura es que no alcanza. El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman explicó: “si bien era obvio que iba a haber un crecimiento, el problema es que las que acceden son las empresas de primera línea, que tendrían espaldas para soportar incluso sin esos préstamos. Por eso la suba ayuda pero está muy lejos de alcanzar. Los industriales es lógico que exijan otra cosa y el Gobierno recapituló y por eso sacó el ATP, para dar fondos en forma directa, porque los bancos tienen miedo a la mora y no prestan”.

Y, acerca de lo que viene ocurriendo con los destinados al consumo, señaló: “Los que se cancelan no se renuevan, lo que es lógico en este contexto de caída del salario real y depresión del consumo. Los sujetos de crédito van cayendo en términos de calidad para los bancos. A los personales y tarjetas accede una parte alta de la pirámide, que es la masa baja de los trabajadores formales. Ahí hay un problema porque antes mucha gente llegaba a un préstamo personal y hoy ya no”.

El economista Sergio Chouza destacó que el crédito hoy está en situación anómala. “La pandemia distorsionó absolutamente todo y la dinámica ya no es la natural de la relación entre empresas y hogares y los bancos, sino dirigida por el Gobierno”.

Además dijo: “No es menor el desembolso de $120.000 millones que publicó el BCRA para la línea al 24% de tasa. Empezó con rigidez pero luego se amplió muchísimo. A esa línea ya casi se la completó. En los dirigidos a personas hay caída porque no hay consumo, baja mucho el uso de las tarjetas. Lo que más inclina la balanza es el parate económico general. Hoy nadie saca un préstamo personal para comprar un electrodoméstico, porque no hay oferta básicamente. Los nuevos créditos a tasa 0% van a tener un impacto importante y se va a ver en los próximos días. Posiblemente haya un rebote al alza en los créditos al consumo”.

La baja del crédito al consumo posiblemente algo más baja que la que se espera para la actividad en febrero. En ese sentido, desde la Fundación Germán Abdala destacaron que el crédito nuevo para lo productivo tiene detrás el impulso de las conocidas medidas oficiales anticrisis. Por el lado del crédito viejo, en particular en tarjetas e hipotecarios, los esfuerzos del Gobierno apuntan a "al menos" sostener el stock, a través de la refinanciación compulsiva de cuotas.

La variación de 14,6% en los productivos se obseva al comparar los promedios de los primeros 23 días abril (hasta ahí llegan los datos disponibles) contra los de marzo. Los adelantos habían promediado los $244.004 millones en marzo y treparon a $305.427 millones en abril. Una suba nominal de 25,1% que, al ser deflactada por el IPC de 2,7% que proyectan los analistas de la city según el último REM para abril, deja una mejora real de 21,8%. Los documentos pasaron de $308.895 millones a $345.419 millones, suba nominal de 11,8% y real de 8,8%.

Por el lado de los préstamos al consumo, la caída de 3,6% se observa por la baja promedio de los personales y de las tarjetas entre marzo y abril, a contramano con la dinámica en años de normalidad. Los personales pasaron de un promedio de $408.212 millones en marzo a uno de $405.550 millones en los primeros 23 días de abril, una contracción nominal de 0,7% y real de 3,3%. Las tarjetas pasaron de $566.817 millones a $560.048 millones, una caída nominal de 1,2% y real de 3,7%.

Los hipotecarios se mantuvieron virtualmente desaparecidos, a la par de un sector de la construcción que muestra un nivel de deterioro extraordinario tanto en niveles de actividad como de empleo, lo que a su vez es empeorado con crecer por el parate obligado a partir de la crisis sanitaria. Pasaron de un promedio de $213.198 millones a $212.916 millones, una baja nominal de 0,2% y real 2,8%. En este caso la estacionalidad va a contramano: en años de normalidad económica, abril genera una suba de los hipotecarios respecto a marzo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El rojo primario fue el menor desde que hay pandemia

El rojo primario fue el menor desde que hay pandemia

El rojo primario superará hoy el 5% del PBI

El rojo primario superará hoy el 5% del PBI

El dólar impactó en los costos empresarios

El dólar impactó en los costos empresarios

Se aceleró la inflación mayorista: 4,7%

Se aceleró la inflación mayorista: 4,7%

La actividad industrial creció 2,6% mensual en octubre

La actividad industrial creció 2,6% mensual en octubre

Sólo 253 personas financiarían el 50% de lo recaudado

Sólo 253 personas financiarían el 50% de lo recaudado

La industria creció en septiembre y mejoró el humor

La industria creció en septiembre y mejoró el humor

La Canasta Básica Alimentaria trepó 6,6% en octubre

La Canasta Básica Alimentaria trepó 6,6% en octubre

La industria vuelve a encender las máquinas

La industria vuelve a encender las máquinas

Agenda semanal: aporte solidario, inflación y pobreza

Agenda semanal: aporte solidario, inflación y pobreza