Los ahorristas agotaron en estos días el cupo de 200 dólares que les permiten comprar por mes el supercepo y llevaron su excedente de pesos al mercado paralelo, donde la cotización del dólar blue hoy subió casi un peso y se vendía a $69. Los analistas, de todas maneras, proyectan una ampliación de la brecha cambiaria y calculan que el dólar ilegal podría llegar a los $100 antes de junio de 2020. Hoy subió fuerte el tipo de cambio implícito en las operaciones bursátiles: el dólar CCL saltó 2,3% a $76,17, mientras que el dólar MEP ganó 2,1% y se negoció a $73,69. 

El "efecto derrame" de los pesos sobrantes comenzaron a aumentar la demanda en las cuevas, el dólar blue comenzó a sentir esa presión compradora y el billete se acercó a la zona de máximos históricos.

La cotización del dólar blue marcó récord en la semana previa a las elecciones presidenciales de octubre, cuando llegó a 71 pesos, e incluso en las últimas horas se vendió hasta 73 pesos en cuevas del conurbano bonarense.

Los ahorristas se habían dolarizado al tope de sus posibilidades antes de las presidenciales de octubre, a la espera de un salto en la cotización del dólar blue que les permitiera hacer una diferencia mediante el llamado "dólar pure".

Pero eso no ocurrió y, ante la necesidad de pesos para cubrir gastos corrientes, tuvieron que liquidar los dólares comprados, una situación que hizo bajar aún más el billete en el segmento paralelo.

Todo ocurrió en un contexto en que el Banco Central -cuyo presidente Guido Sandleris anunció hoy la renuncia- reforzó el cepo a la compra de divisas y obligó a los ahorristas a quedarse en pesos mientras la inflación va en aumento.

Los ahorristas se vieron perdujicados por la caída de las tasas de los plazos fijos en pesos, que bajaron hasta un mínimo de 35% en algunas entidades de primera línea y un máximo de 46%, por debajo de la inflación esperada para los próximos doce meses.

Precisamente, el informe Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de noviembre proyectó una inflación de 46% para los próximos doce meses y un dólar de 86 pesos para fines de 2020.

Sin embargo, algunas consultoras prevén que, si continúa el supercepo durante el gobierno de Alberto Fernández, la emisión monetaria que ya está en curso podría derivar en una ampliación de hasta el 45% en la brecha cambiaria, y se animan a pronosticar que la cotización del dólar paralelo se acerque a los 100 pesos.