El mercado sigue atento al desenlace de la negociación con los acreedores de deuda externa, que va camino a extenderse. Los bonos en dólares operaron mayormente estables aunque en el cierre predominaron leves subas. El riesgo país se mantuvo en 2.276 puntos básicos.

"Los bonos en dólares se mostraron levemente demandados, dejando al cierre tímidas subas en torno a los 10 centavos en promedio para toda la curva", describió un reporte del Grupo SBS. La mayor alza fue para el Global 28 con un 0,95%.

Más allá de la tensión de los últimos días, el analista Gustavo Ber consideró que "las diferencias económicas ya resultan reducidas, y en las divergencias en las cláusulas legales habría voluntad de pulirlas, por lo cual los operadores aún descuentan que se podría cerrar un acuerdo con los agrupados acreedores externos, lo cual aseguraría una elevada adhesión y así activar las CAC (cláusulas de acción colectivas)".

SBS destacó también que la deuda en pesos "se mostró demanda desde el comienzo del día, con subas de entre 0,75% y 3% en promedio".

Por el lado de las acciones, el índice S&P Merval de la Bolsa porteña subió 1,1%, con un volumen total operado de $2.345 millones y alzas destacadas para TGS (5,80%) y BBVA (3,19%). Las principal baja fue para Cresud (2,43%).