En Argentina, el peso sigue siendo una moneda devaluada. La emisión sigue siendo un problema importante. Y las restricciones para comprar dólares, continúan. Pero, a diferencia de lo que pasa con la coyuntura económica tradicional en Argentina, el ecosistema crypto parece crecer y despertar cada vez más interés en el mundo en general y en la región en particular.

Un ejemplo de ello, es el reciente desembarco en Latinoamérica de Dsdaq, una plataforma con origen en Hong Kong, que integra múltiples opciones de trading en un solo lugar, funcionando como un puente entre el mundo financiero convencional y el ecosistema de criptomonedas.

Actualmente cuenta con 250.000 usuarios activos a nivel global con un volumen de trading diario de 150 millones de dólares, alcanzando una tasa de crecimiento mensual del 25%.

Dsdaq es un exchange polifuncional que permite a los usuarios operar criptos (como Tehter, Ethereum y Bitcoin), contratos perpetuos de cripto, CFDs para acciones, índices, oro, petróleo, plata, Forex y ETFs, a través de una sola cuenta. De esta manera se pueden armar portafolios tanto en activos tradicionales como en criptoactivos en una única plataforma.

La plataforma, además, ofrece como diferencial un servicio de costumer service exclusivo para LATAM que buscará responder de forma dinámica y en español a las necesidades de los clientes.

“Estamos felices de poder lanzar Dsdaq y de acompañar el crecimiento de una plataforma tan innovadora en toda la región. Vamos a trabajar para poder brindar las mejores soluciones y experiencias a nuestros usuarios.”, explica desde Argentina, Matías Part, Jefe de Operaciones de Dsdaq para LATAM.

La aplicación, además fue pionera en establecer el modelo comercial de criptomonedas colaterales en el mundo, abriendo así la posibilidad de operar en los mercados globales tanto para los inversores de cripto como para los tradicionales.

¿Volatilidad o estabilidad?

Todavía hay personas que temen a la volatilidad de las criptomonedas más conocidas. Y hay motivos para ello. Bitcoin ha tenido una fuerte corrección en el precio, y luego de llegar aproximadamente a un valor de 58.000 dólares, tuvo un retroceso, y al momento de escribir este artículo su precio ronda los 51.500 dólares.

Con Ethereum también se registraron subas y bajas importantes. Pero además, los usuarios se encontraron con problemas por el aumento en el “gas”, que es como se denomina al “fee” que se paga para hacer transacciones.

Ya sabemos que Bitcoin y otras criptomonedas tienen una volatilidad que las convierte en opciones con riesgo, pero en este escenario han surgido las “monedas estables”, también llamadas stablecoins. No son otra cosa que criptomonedas o tokens atados al valor de otro activo, como por ejemplo el dólar, metales preciosos, etc.

Es así que la stablecoin Dai ha despertado interés, y en Argentina se percibe, ya que ofrece la posibilidad de "dolarizarse", sin depender de bancos, de cupos ni del cepo.

Cabe aclarar además, que todo se realiza con operaciones totalmente legales. Mariano Di Pietrantonio, Community Lead para Latinoamérica de MakerDAO (la organización detrás de DAI) ha señalado las ventajas de DAI en reiteradas oportunidades:
"La opción de la stablecoin Dai va a estar siempre para el usuario, porque no existe forma
de prohibir su tenencia, circulación y/o transferencia. Esto no es una tecnología que
necesite del permiso de nadie y eso sienta un precedente en los derechos de las
personas, dado que tienen una opción de elección sobre como resguardar el valor de su
esfuerzo".

Desde la Fundación MakerDAO, detrás de la stablecoin DAI, comunicaron: "DAI es la
primer stablecoin descentralizada que permite ser utilizada en todo momento, por toda
persona u entidad en cualquier lugar del mundo".

Billeteras que se destacan

Otra firma que está pisando fuerte en Latinoamérica es Status, con una cryptowallet. La jefa de Comunidad de Status, Simona Pop señaló: “Status siempre ha empoderado a las personas a que se comuniquen entre sí como nunca antes fue posible. Desde enviar transacciones financieras p2p, acceder a una economía y a marketplaces verdaderamente sin fronteras, hasta enviar mensajes sin intermediarios ni vigilancia”.

“Status ha experimentado un gran crecimiento en Argentina desde su lanzamiento en el país en julio de 2020. Con una comunidad en crecimiento y una base de usuarios activos, es evidente que la combinación de dinero autónomo y mensajería privada representa una solución valiosa para algunos de los aspectos económicos y desafíos de privacidad de los argentinos”, agregó luego.

*Análisis de Arigato Consulting