Con la derrumbe histórico registrado este lunes en su cotización, el precio del crudo hoy martes 21 de abril vuelve a marcar en terreno negativo  en los contratos para entrega en mayo, que vencen hoy. Para entrega en junio, el barril WTI se derrumbaba casi 30% a 14 dólares por unidad.

La inminencia del cierre de los contratos de mayo, sumado a una depresión en la demanda por el impacto de la pandemia de coronavirus y la guerra de sobreproducción entre Rusia y Arabia Saudita derrumbó casi 300% en su valor, algo inédito en la comercialización del crudo en el mercado futuro. 

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que opera en el mercado de futuros de Nueva York (Nymex), subía 90% a -4 dólares, en tanto que el petróleo Brent del Mar del Norte, que lo hace en el mercado electrónico de Londres (ICE), caía 20,77% y el barril se pactaba para junio a USD 20,36.
 

La Casa Blanca aprovechó este lunes para adicionarse de 75 millones de barriles para alimentar su reserva estratégica. Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó que su canasta de crudos cotizó ayer a USD 14,19 el barril, frente a los USD 18,16 del viernes último, lo que representó un desplome de 21,87%.

En el país, las petroleras argentinas mantienen su actividad al mínimo mientras las refinerías siguen al tope de su capacidad para guardar combustible, y ya se advierte una nuevo frente de inestabilidad para la implementación  del "barril criollo".

El derrumbe del crudo golpea además a los principales indicadores bursátiles del mundo, que operaban en rojo.

Los futuros del S&P 500 operaban con una baja del 1,45% en las operaciones previas a la apertura del mercado neoyorquino y los del Nasdaq caían 0,88%. .

El selectivo bursátil español, Ibex 35, abrió este martes extendiendo las pérdidas de la sesión anterior con una baja del 1,75%, sintiendo todavía la sacudida de los mercados mundiales tras la histórica caída por debajo de los cero dólares del precio del petróleo.

El DAX alemán perdía 2,65%; el FTSE 100 londinense mostraba una baja del 1,83%; el CAC 40 francés anotaba un descenso del 2,36%; y el FTSE MIB, principal índice bursátil de la bolsa de valores de Italia situada en Milán, perdía 1,72%.