El precio del bitcoin (BTC) arrancó el año con una fuerte ganancia y ya cotiza a más de 30.000 dólares, impulsado por una fuerte demanda proveniente de grandes inversores institucionales y la búsqueda de nuevos activos de refugio por la crisis del coronavirus (Covid-19).

Según coincidieron distintos analistas del mercado de criptoactivos, la consolidación de su uso y atesoramiento por parte de numerosos inversores para reserva de valor impone sobre el Bitcoin un nuevo precio soporte y no se ven fuertes correcciones a la baja en el futuro próximo.

 

El Bitcoin cotizaba este sábado  a USD 31.200, con una suba de 5% respecto del cierre del viernes 1 de enero de 2021.

En Argentina, el bitcoin superaba los 5,4 millones de pesos, al considerar un dólar bitcoin de 170 pesos, de acuerdo con distintas plataformas que operan este criptoactivo.

Con un bitcoin, en Argentina se pueden comprar cinco autos cero kilómetro.

"La apuesta por esta criptomoneda ya no proviene de inversores y de especuladores, sino de la propia industria financiera, que ha comenzado a dar su apoyo creciente", dijo días atras a la agencia de noticias Telam Andrés Ondarra, Country Manager de Bitso para la Argentina.

El Bitcoin experimentó en 2020 una demanda cada vez mayor de los grandes fondos de inversión e inversores institucionales, atraídos por sus cualidades de fácil transacción y limitadas unidades, que la asemejan a activos como el oro u otras reservas de valor.

Según Finance Magnates, en 2020, los fondos y productos de criptomonedas ya acumularon entradas por USD 5.240 millones, compras que se intensificaron en los últimos días, sobre todo después de Navidad.

"Las grandes compras mueven la aguja considerablemente e hicieron que la capitalización del Bitcoin supere los USD 524.000 millones", señaló Magdiela Rivas, gerenta de Paxful para Latinoamerica.

"El sentimiento del mercado es muy positivo y no se ve en los próximos días que haya una gran corrección", apuntó Rivas, para quien uno de los motivos que explican la senda alcista del BTC lo explica que "sólo el 22% de los bitcoins existentes están formando parte del mercado".

"Esto quiere decir que hay poca oferta, lo que hace que el precio siga en alza y hasta ahora no se vea techo", aseguró.

 

Para Maximiliano Hinz, Latam Operations Director de Binance, la nueva subida de Bitcoin "marca otro hito en la historia de la criptomoneda.

"Adicionalmente, empezó lo que se llama la temporada de las criptomonedas alternativas, que han empezado a subir otras criptomonedas y no solo el Bitcoin", dijo Hinz,  en referencia a otras de las más de 5 mil criptomonedas que hay en circulación, lo que "demuestra el aumento de interés por parte de los inversores minoritarios, luego de un rally de inversiones institucionales”.

Especialistas coinciden en que la compra y venta de cirptomonedas a través de la plataforma de PayPal es uno de los disparadores de este interés en Estados Unidos, a partir de que la empresa comenzó a comercializarlos en noviembre pasado.

"PayPal ya permite operar con estas criptodivisas a sus clientes en EE.UU., y el BBVA hará lo mismo en España. Estos son solo dos ejemplos de un cambio de corriente en un segmento que antes criticaba este mercado y ahora está apoyándolo e incluso invirtiendo en él", aseguró Ondarra, que destacó también el apoyo de personalidades de las finanzas que declararon públicamente tener inversiones en Bitcoin.

Según datos del sector, la cantidad de usuarios argentinos que compraron criptomonedas para preservar el valor de su dinero o bien como forma de inversión creció un 300% durante 2020, por lo que se consolida como una opción de ahorro que, se espera, siga creciendo en el futuro.