El precio del oro saltó hoy a más de 1.800 dólares la onza troy en Nueva York, en un mercado en que los inversores se refugiaban en el metal precioso ante la incertidumbre derivada de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Analistas creen que el metal precioso superará en el corto plazo los 2.000 dólares, en línea con las gigantescas emisiones que están realizando los bancos centrales de América, Europa y Asia para contrarrestar la caída de la economía.

El oro ya sube 20% en lo que va del año.

James Steel, analista jefe de metales preciosos de HSBC, dijo a la agencia Bloomberg que "la respuesta masiva de los inversores al Covid-19 llevó las tenencias de ETF (oro) a niveles récord, y ese impacto ha superado la disminución de la demanda de joyas y absorbido los aumentos en el reciclaje”.

De acuerdo con datos del World Gold Council (WGC) esos ETFs registraron siete meses de crecimiento, con aumento de posiciones a medida que los planes de estímulos de los gobiernos aumentaron la liquidez en el mercado.