En una semana con los mercados convulsionados por la renuncia del ex ministro de Economía Martín Guzmán, el índice riesgo país de la Argentina trepó 58 unidades este mediodía hasta el récord de 2.654 puntos básicos, el valor más alto desde el canje de deuda de 2020

Ese indicador escaló un 140% desde la reestructuración de la deuda con acreedores privados, que el ex funcionario cerró en septiembre de 2020.

En aquel momento, el índice riesgo país se ubicaba en los 1.100 puntos básicos; este miércoles, los 2.654 puntos posicionaron a la Argentina en el nivel más alto de la región, detrás de Venezuela.

El derrumbe de los bonos en pesos -que se registró a principios de junio- hizo escalar el riesgo país en más de 700 puntos en menos de un mes.

Desplome de bonos y acciones 

El salto de este indicador se vincula con la depreciación de los bonos de la deuda pública emitidos en dólares y bajo ley extranjera, que tuvo una caída importante luego del feriado en Estados Unidos. Y cuanto más alto es el riesgo país, más difícil es para un país conseguir financiamiento.

Esos bonos operaban este miércoles con una caída promedio del 1%, pero vienen de desplomarse hasta un 14% en la rueda anterior. Tal es el caso del Global 30 que cayó 14,4%, mientras que las ADR, acciones argentinas que cotizan en Wall Street, perdieron hasta 7%.

Los mercados continúan en rojo, tras la salida de Guzmán 

Estos valores indican que el mercado financiero reaccionó con desconfianza a la salida de Guzmán del Ministerio de Economía y la asunción de Silvina Batakis.

Por otra parte, un informe de JP Morgan que se difundió esta semana alertó que la economía argentina tiene las "condiciones necesarias" para llegar a una hiperinflación.

"Como muestra la historia económica, las crisis políticas aparecen como condiciones necesarias para escenarios de muy alta/hiperinflación", sostuvo la entidad financiera.