El ministerio de Economía anunció este lunes la licitación de dos Letes y dos bonos en pesos ajustados por inflación por hasta $70.000 millones, con los que busca descomprimir vencimientos de este mes, que llegan a un total de $111.000 millones entre Letras del Tesoro a Descuento (Ledes) y Letras Ajustables por tasa Badlar (Labad). Se trata de la primera colocación tras el arreglo con los bonistas por la reestructuración.

Es que el 13 de agosto, el Tesoro debe afrontar la cancelación de una Ledes en moneda local por unos $50.000 millones y el 28 de este mes, otra por unos $14.000 millones, que se suman a otra Lebad en ese mismo día por $47.000 millones, de acuerdo al Instituto Argentino del Mercado de Capitales (IAMC). De todas formas, está pautada una nueva subasta para el 26, según el cronograma preliminar difundido por el Palacio de Hacienda, con la que la cartera de Martín Guzmán intentará sumar más fondos para ese objetivo.

Lo cierto es que a partir de mañana a las 10, el Gobierno ofrecerá dos Letras a descuento, una con vencimiento en diciembre por un monto nominal de hasta $12.000 millones, y otra a enero por hasta $18.000 millones. En tanto, también se abrirá la suscripción para un bono en pesos ajustado por CER a una tasa del 1,30%, con vencimiento en septiembre de 2022, con el que el Tesoro buscará hacerse de $22.000 millones.

En estos tres casos, se trata de reaperturas de instrumentos que ya habían sido lanzados por la actual gestión.

Por el contrario, la cuarta opción que se pondrá a disposición de los inversores es un nuevo título, también ajustado por inflación, a una tasa del 1,45% anual y vencimiento en agosto de 2023. El monto a colocar de este último es de $18.000 millones.