El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (EE.UU) trabaja en una regulación de las criptomonedas estables, conocidas como stablecoins por su nombre en inglés. Estos activos digitales mueven más de 120.000 millones de dólares en el mundo y son las más usadas para las operaciones de compra y venta de Bitcoin, Ether y otros criptoactivos.

Trece años después de que Satoshi Nakamoto lanzara la primera criptomoneda, el Bitcoin (BTC), las monedas digitales abandonaron a un público acotado e hicieron un boom en el mundo de las finanzas. En ese marco, El Salvador anunció meses atrás que se convertiría en el primer país del mundo en hacer del BTC una moneda de curso legal. De esta manera pusieron sobre la mesa la posibilidad y la convicción de establecer marcos regulatorios para este tipo de monedas con la "Ley Bitcoin", que la reconoció como un activo financiero. Ahora, Estados Unidos también está en la mira de una posible regulación para criptomonedas.

Fuentes del Departamento especificaron que están prestando especial atención a la manera en la que se procesan y liquidan las transacciones de monedas estables, si eso cambia según las condiciones del mercado y si es posible que estas operaciones sean una amenaza para la estabilidad financiera.

En esta línea, recientemente el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU, Gary Gensler, advirtió que las plataformas de comercio de criptomonedas deben prestar atención al llamado del Gobierno de trabajar dentro de un marco regulatorio para proteger su propia supervivencia.

Las preocupaciones en torno al mercado cripto

En ese sentido, la preocupación de los funcionarios radica en que ventas generalizadas de criptoactivos puedan amenazar la estabilidad financiera ya que por su vinculación con el dinero fiduciario pueda desencadenar una crisis que pueda escalar peligrosamente rápido.

También ven con especial interés cómo administrar el crecimiento de tokens impulsados por los gigantes tecnológicos como Facebook y otras empresas del sector, aseguraron fuentes del Departamento del Tesoro a Bloomberg.

Asegurar que los inversionistas puedan mover dinero de manera confiable dentro y fuera del mercado cripto es una de las principales preocupaciones de los funcionarios que elaboran un marco de políticas que se publicará en las próximas semanas, consignó Bloomberg.

Actualmente, hay más de 120.000 millones de dólares en stablecoins en circulación, según CoinMarketCap, entre las que se destacan Theter, que tiene más de 68.000 millones de dólares en capitalización de mercado y USD Coin, con casi 30.000 millones de dólares en valor.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ya se había adelantado en julio su opinión sobre las monedas estables y su falta de regulación, cuando dijo que las criptomonedas "no han logrado convertirse en un método de pago fiable". Si bien el crecimiento del mercado cripto es exponencial, Powell sostuvo que este desarrollo "increíblemente rápido" no se estaba dando con la "regulación adecuada". 

Por otra parte, esta semana, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, dijo que las criptomonedas son "activos especulativos".

"Las criptomonedas no son monedas. Punto final. Son activos altamente especulativos que pretenden ser una moneda pero que no lo son", aseguró la titular del BCE, quien también señaló a las criptos por ser "ocasionalmente sospechosas y de alta intensidad en términos de consumo de energía".

El Bitcoin (BTC), la principal criptomoneda del mundo, se encamina a cerrar la semana en la zona de los 47.000 de dólares después de haber tocado los 43.000 de dólares el lunes 13 de septiembre por primera vez desde mediados de agosto.