En feriado, el riesgo país de la Argentina bajó 4,10%, a 3.884 puntos, durante una jornada en la que los bonos de la deuda llegaron a subir casi 8%. Una actividad muy favorable tuvieron los activos argentinos que cotizan en la Bolsa de Nueva York. Entre los títulos soberanos en dólares, el Bonar 2020 saltaba 4,8%, el Bonar 2024 mejoraba 3,2% y el bono internacional a cien años avanzaba 4,7%. En paralelo, los títulos de deuda pública en pesos mejoraban hasta 7,8%, según destacó un cable de la agencia NA.

Habrá que esperar al comportamiento de los mercados cuando se reanude la jornada financiera normal este miércoles para saber si esta tendencia se va consolidando, o si se trató de compras de oportunidad ante el bajo nivel que tienen los títulos de deuda. Los ADR de TGS subieron 10,3%; Cresud, 9,4%; Pampa Energía, 9,3%; Edenor, 7,2%; Grupo Galicia, 4,7%; Bunge, 3,6%; y Ternium, 3%, entre otras.

Los mercados internacionales mantienen la incertidumbre de por cuánto tiempo se prolongará el impacto del coronavirus sobre la actividad global, y cuál será el impacto en las economías de naciones desarrolladas y emergentes como la Argentina.

En medio de la crisis, que también impactó en los mercados del mundo, las acciones líderes del S&P Merval porteño terminaron marzo con una pérdida del 30,3%.

La mayoría de los países latinoamericanos recibieron también el duro impacto de la caída de los precios del crudo, que en el trimestre marcó sus mayores pérdidas en la historia, golpeados por la baja demanda y la guerra de precios desatada entre Arabia Saudita y Rusia.

En Brasil, el índice de acciones Bovespa se contrajo un 29,8% en marzo y 36,8% en los primeros tres meses del año, su mayor baja trimestral en 25 años. Por su parte, el índice mexicano, si bien ganó un 1,3% en la jornada, acumuló una caída trimestral del 20,5%, la mayor desde 1995.