El precio del cobre extendió su racha alcista y alcanzó su mayor nivel en más de 9 años, ya que al positivo escenario actual, con favorables perspectivas para la demanda ante la reactivación económica y reducción en los inventarios, e suman las crecientes proyecciones de demanda futura ante la transformación hacia energías más limpias.

Según el medio chileno La Tercera, la cotización al contado del metal cerró ayer con un incremento de 3,54% a US$4,3611 la libra en la Bolsa de Metales de Londres con lo que completó seis sesiones consecutivas al alza y se ubicó en su valor más alto desde el 2 de agosto de 2011.

De este modo se acercó a su máximo histórico de US$4,6017 la libra anotado el 7 de febrero del 2011, luego de que el lunes superara la barrera de los US$4 la libra por primera vez desde septiembre de ese mismo año.

El cobre podría superar un récord de 12.000 dólares por tonelada en 18 meses debido a la nueva demanda de iniciativas ecológicas, según la agencia Bloomberg.

Los precios actuales parecerían “demasiado bajos” si los gobiernos cumplen con las promesas de infraestructura verde y los incentivos para vehículos eléctricos, dijo al respecto Concord Resources Ltd.

“Las personas deben ser conscientes del potencial de un paradigma cambiante en términos de precios”, dijo Mark Hansen, director ejecutivo de la operadora.

“En el cobre, el mercado aún no está valorando la adición de una demanda potencial de millones de nuevas toneladas de cobre en la próxima década”, añadió.

Si los gobiernos siguen con los planes para una mayor electrificación de las economías, los precios del cobre tendrían que subir a un nivel que provoque la sustitución de la demanda y que las mineras inviertan en nueva producción, según dijo Hansen a La Tercera.

Para otros analistas, citados por la agencia Reuters, el alza del cobre y de otros metales se debe a que los inversores se apresuran a comprar metales como cobertura contra la inflación potencial a nivel global, tras los estímulos que están entregando los bancos centrales para reactivar las economías nacionales.