El "virus" de la inflación debilitó hoy aún más el capital de los ahorristas que eligen los plazos fijos como forma de inversión, y corona las tasas reales negativas en un ámbito en que el dólar hoy tiene cepo.

El último banco que lograba empatarle o aproximarse a los precios recortó su tasa de interés a menos de 40%.

Se trata de Banco Saenz, que hasta el jueves ostentaba la corona de los rendimiento con una tasa nominal anual de 40% para plazos fijos on line en pesos a 30 días por $100.000, pero que hoy la bajó a 39%, de acuerdo con información publicada esta mañana por el Banco Central.

Los bancos comerciales con mayor volumen de depósitos ya habían bajado del 40% desde hace varias semanas y hoy pagan tasas de plazos fijos muy por debajo de la inflación esperada, con máximos en 37% y mínimos en 29,5%.

De acuerdo con analistas privados, los precios minoristas subirán entre 40% y 45% este año, lo que sumerge a los ahorristas en tasas reales negativas, en un ámbito de cepo al dólar hoy que no permite cubrirse en moneda dura.

Además, existe un impuesto al atesoramiento que hace que el dólar solidario cueste 82 pesos, mientras la cotización del dólar financiero hoy ronda los 84 pesos y marca una brecha de 40% contra el dólar oficial mayorista a 60 pesos. Mientras tanto, el precio del dólar blue hoy es de 77,75 pesos.

La epidemia de destrucción de capital de los ahorristas en pesos que elijen los plazos fijos como inversión ya fue advertida por el Banco Central, que creó un instrumento que intenta no perder contra la inflación.

Se trata de plazos fijos que ajustan con la inflación con un margen adicional de 1%, instrumentos denominados UVA + 1%. Este tipo de herramienta indexada ya existí para plazos mínimos de 90 días, pero el Central incluyó la posibilidad de precancelación a los 30 días.