El "veranito" financiero iniciado con el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones generales llegó a su fin tras el anuncio del reperfilamiento del AF20, que debía afrontarse este jueves. El papel en cuestión se derrumbó más de 30% en la jornada y arrastró al resto de las cotizaciones de renta fija y variable, lo que llevó al Merval a hundirse un 3%.

El anuncio del lunes por la noche de que la licitación de tres bonos para pagar el AF20 había quedado desierta sorprendió al mercado, que ni de lejos esperaba un resultado de esta magnitud. Hasta ese entonces, los inversores estaban parcialmente entusiasmados con la estrategia elegida por el ministro de Economía Martín Guzmán: honrar los vencimientos en pesos mientras se renegocia la deuda en dólares y se construye una curva de instrumentos en moneda local.

Por esa razón los títulos criollos habían sido los que más levantaron vuelo desde diciembre, situación que se dio vuelta con el diferimiento del pago del AF20.

Así, el resto de los títulos también sufrieron el impacto de la medida, aunque en menor magnitud. Por ejemplo, el Bogato 2020 retrocedió 10,05% y el TJ20, otro 10%, lo mismo que el Boncer 2020.

Tampoco los bonos en dólares se salvaron del martes negro en el mercado local, ya que el AO20 y el AY24 bajaron más de 5% y 6%, respectivamente. Como consecuencia, el riesgo país tuvo un incremento de 104 puntos y llegó a 1.997 unidades.

"La decisión confirma la tesis de que el Gobierno cumplirá los vencimientos de deuda bajo ley extranjera como lo terminó haciendo Kicillof, mientras que reperfilará los de ley local", planteó Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

Esto se debe a las dificultades de llevar adelante un diferimiento compulsivo cuando se trata de títulos con jurisdicción internacional, algo que Guzmán tiene bien en claro. Por eso, estos papeles habían sido los menos castigados, a diferencia de los que se rigen por los tribunales argentinos.

Ahora, "la paridad de los bonos en pesos se empieza a parecer al resto de los títulos reperfilados, y tiene una quita adicional que es la brecha cambiaria que debían pagar los inversores si querían convertir los pesos a dólares", añadió Caamaño.

José Ignacio Bano, Gerente de Research de InvertirOnline.com, estimó que "el perjuicio no fue enorme" para los tenedores, que si ingresaron ahora con este bono podrían obtener un rendimiento del 25% en septiembre si cobra todo el capital, más lo que suba el tipo de cambio. A su entender, el mercado "se la estaba jugando con que iban a pagar ahora, no en septiembre" y de ahí la fuerte corrección en la cotización de los títulos.

En cuanto a la renta variable, también sintió de lleno la piña: el Merval cayó 3%. Los descensos estuvieron encabezados por Transener con casi un 5% menos, seguida de Supervielle (-4,9%), Aluar (-4,4%), Macro (-4,18%), Edenor (-4,06%), Cablevisión (-3,98%), YPF (-3,90%) y Cresud (-3,74%).

Lo cierto es que el nuevo escenario también se sintió sobre la cotización del billete verde, que saltó 11 centavos y llevó al Central a intervenir con US$15 millones.

Más notas de

Ignacio Ostera

El gobierno giró $20.000 millones a las provincias

Los problemas de Chubut para pagar sueldos, proveedores y mover obra pública comenzaron hace un año

Antes del aislamiento, subió 70% el volumen negociado de facturas en dólares

AFIP impulsó digitalización

Proponen un "by pass" a los bancos para canalizar el crédito

Prevén que la mayor emisión del BCRA no derivará en más préstamos

La Nación acelera los giros a gobernadores ante el derrumbe de la recaudación provincial

Economía reasignó partidas presupuestarias

La recaudación se desaceleró fuerte en marzo por la cuarentena y quedó 15 puntos abajo de la inflación

Se desplomó la recaudación y quedó 15 puntos abajo de la inflación

El FMI anticipa más estatizaciones por el coronavirus

Los técnicos del organismo piden extender subsidios

El Gobierno pidió ante el G20 usar los DGE del FMI

El plan del G20 contra la crisis se presentará el 15 de abril

Antes de la cuarentena, el empleo en la construcción se hundió a un mínimo histórico

El sector viene en derrumbe desde hace mucho tiempo

Techint amenaza con 1.500 despidos y los puestos en riesgo llegan a 12 millones

El sector, al borde de romper su cadena de pagos

El Gobierno en alarma por el golpe de la cuarentena a las arcas provinciales

Las restricciones por la pandemia golpean también a las provincias