El portal BuzzFedd News filtró este domingo unos 2100 reportes de actividades sospechosas presentados por bancos de todo el mundo ante las autoridades de Estados Unidos, que dejarían al descubierto cómo se facilitó el lavado de billones de dólares en todo el mundo e icluye a empresas que operan en la Argentina, como Vicentin y la brasileña  Odebrecht.

Se trata concretamente de 2.121 reportes financieros confidenciales de la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de EEUU (FinCEN) que le entregaron diversos bancos y que fueron obtenidos por la publicación BuzzFeed, la cual a su vez la compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Según explicaron en medios argentinos que participaron de la investigación, como los diarios Perfil y La Nación y el portal Infobae, la filtración permite ver las diferencias entre el el propósito formal del sistema de alertas bancario, que supuestamente busca prevenir el movimiento de dinero ilícito, y su funcionamiento real, en el que los bancos hacen poco por impedir estos flujos financieros.

En este sentido, los documentos del Departamento del Tesoro norteamericano revelan cómo los grandes bancos continuar movieron grandes sumas de dinero sospechoso incluso luego de que las autoridades probaran su origen ilegal.

Las transacciones reportadas en FinCEN Files abarcan operaciones que se llevaron a cabo entre 1999 y 2017 e involucraron un monto total superior a los 2 billones de dólares.

En total, unos 400 periodistas de 108 medios de comunicación pertenecientes a 88 países participaron de la investigación sobre los documentos filtrados, que duró en total unos 16 meses.

Según muestran las filtraciones, el FinCEN investigó por presuntar irregularidades a algunas personas y empresas argentinas como la cerealera Vicentin, que quedó en la mira de los Estados Unidos por operaciones millonarias con la multinacional Glencore Grain, que es líder en el comercio de granos a nivel mundial.

En la lista también aparece el empresario y conductor televisivo Marcelo Tinelli, cuyo entorno explicó que el dinero que envió a cuentas de la offshore Meestral Assets en ese período estaba destinado al "pago de gastos personales" y que no fue declarado en su momento ante la AFIP "por discrepancias de interpretación".

Las transferencias luego fueron incorporadas al blanqueo que el entonces presidente Mauricio Macri promovió en 2016.

Otros investigados por el Tesoro de Estados Unidos son la constructora brasileña Odebrecht, el ex vicepresidente de la República Democrática del Congo Jean-Pierre Bemba; el ministro de Petróleo de Venezuela Tareck El Aissami; la multimillonaria angoleña Isabel dos Santos y el asesor presidencial ucraniano Andriy Klyuyev.

En México, uno de los investigados por el organismo de inteligencia norteamericano es el ex presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). 

Estados Unidos se enfocó sobre el entonces mandatario y sus posibles vínculos con el publicista opositor venezolano Juan Rendón, polémico asesor de campañas relacionado con "escándalos de sobornos que involucran a capos colombianos, interferencia en elecciones y delitos contra mujeres".

El hallazgo de un posible ilícito de Peña Nieto aparece en la primera cuartilla del "Resumen Semanal de la Cleptocracia" de mayo de 2017, un documento confidencial del FinCEN que enumera las actividades financieras sospechosas supuestamente vinculadas con personajes corruptos, citó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Al menos 30 reportes confidenciales de los FinCEN Files tratan de operaciones de personas o empresas de México, que fueron examinados por tres medios y organizaciones de este país: Proceso, el portal Quinto Elemento Lab y MCCI, participantes de la investigación global.